Menu Principal

26 nov. 2009

Capítulo 17 de Percances


Los minutos pasaron y durante algunos de ellos Cam siguió delirando, ahora parecía tranquila, Axel no entendía nada de lo que dijo, ¿Quién era Milena? Nico estaba muy pensativo, parecía que su mente estuviera en otro lugar, dudando se acerco para ver si la fiebre iba bajando, al tocar a Cam noto que la fiebre iba cediendo.

-Nicolás creo que ya paso suficiente tiempo en la bañera- diciendo esto le tendió una toalla –los dejaré solos para que la seques dejare en la cama su ropa para que puedas vestirla, cualquier cosa siéntete en libertad de tomarla-

Nico lo miro y asintió, Axel empezó a retirarse, estando apunto de salir escucho –Gracias, se que no hemos tenido momentos agradables antes pero te agradezco que cuidaras de ella-

Axel parpadeo ante la sinceridad de las palabras de Nico –no es nada regreso en un rato-

Habiéndose ido Axel tomo a Cam en sus brazos sentándola sobre su regazo y sosteniéndola con un brazo uso el otro para desvestirla y secarla, después la cargo hasta la cama donde la recostó para vestirla, dado que la ropa interior estaba mojada en lugar de ponerle su propia ropa tomo una camisa de Axel y se la puso, después la cubrió con una sabana, Cam gimoteo un poco, Nico estaba tan preocupado ¿Por qué no reaccionaba? ¿Qué había pasado? ¿Diablos porque mencionaba a Milena en sus delirios?

Harto de no entender nada, hizo lo único que en ese momento podía sacarlo de dudas, tomo su celular y llamo a Milena, tenia que saber si la Milena en los delirios de Cam era la misma Milena que el conocía.

Después de timbrar varias veces por fin Milena respondió.

-¿si?-

-Soy Nicolás-

-Que se congele el infierno Nicolás Hayes llamándome, wow déjame recordar cuantas veces he intentado llamarte… no mejor ni contarlas que no acabo nunca, pero ahora puedo entenderlo, ¿cambiaste tu numero cierto?-

-Milena- dijo secamente Nico.

-Vamos ya no empieces, a que debo el honor de escuchar tu voz-

-¿Dónde estás?- pregunto sin más Nico.

-Y por que te viene a importar ahora donde estoy, no parecías acordarte de mi en todo este tiempo, pero déjame adivinar todo esto es por tu nueva conquista ¿no es así?-

-Si te refieres a…- pero no pudo terminar porque Milena no lo dejo.

-Pero claro debí imaginármelo esa niñita corrió a hacerse la inocente, no se que te haya dicho Nick pero ten por seguro que esa niñita con cara de buena no es más que un monstruo-

-primero que nada te he dicho que no me gusta que me llames Nick, y segundo creo que esta mas que claro donde estás, ¿Qué le hiciste a Cam?-

-¡yo!- exclamo indignada Milena –absolutamente nada por coincidencias de la vida tenemos un amigo en común, aunque ciertamente tenemos a otra persona en común, pero el caso es que en la conversión saliste a relucir, fue extrañísimo saber que estabas con ella, cuando supo que tu y yo estuvimos juntos sin mas me ataco, no se que me hizo pero me toco y una corriente eléctrica me recorrió, fue horrible esa chica es un monstruo-

Nicolás resoplo -¿Casualidad? Que pequeño es el mundo- dijo sarcásticamente, no confiaba en Milena para creerse todo lo que acaba de decir pero de lo que sintió cuando Cam la toco “atacándola” no podía ser mentira ¿Cómo podía Milena saber eso si no hubiera pasado? Pero si Cam hizo eso debió ser por algo y peor aun Milena no estaría tan tranquila –¿si ella te hizo eso porque ahora estas tan tranquila?-

-si lo se es extraño, cuando estaba tirada sintiéndome morir literalmente ella volvió a tocarme pero esta vez todo el dolor se fue-

Así que eso era, por eso Cam estaba así, debió abusar de sus capacidades, primero dañando y después sanando ¿Pero sería solo eso lo que causo que estuviera tan mal?

-¿Podemos vernos? Te extraño tanto, necesito alimentarme, sabes que te necesito Nick-

-tengo que colgar-

-¡Nick! Sabes que necesito alimentarme de ti, lo sabes bien-

-por ultima vez no me digas así, hablamos después-

-¡Nicolás!- grito Milena, Nico ignorándola colgó.

Entendiendo en parte lo sucedido, porque no creía la versión de Milena, ahora sabia porque Cam estaba así, se había excedido usando su poder, dejando a Cam bajo para decírselo a Axel quizás el sabría que hacer.

Minutos después regreso dejando a Axel preparando un té que podría ayudar a Cam, cuando Nico le explico porque Cam estaba así, eludiendo los detalles por supuesto, Axel había parecido entender la reacción del cuerpo de Cam ante el esfuerzo, esa fiebre tan alta, dijo que era “normal” cuando alguien se excedía usando sus capacidades, que era un tonto por no haberlo relacionado antes.

Cuando entro a la habitación se sorprendió al ver a Cam consciente, estaba acostada de lado, no podía verle la cara desde donde estaba pero ella estaba llorando y eso era señal suficiente para saber que estaba despierta, preocupado se acerco sigilosamente, se sentó sobre la cama a un lado de ella, cuando Cam noto su presencia detuvo sus sollozos.

Cam se sentía tan débil, pero ni aun sintiéndose así podía dejar de llorar, apenas había estado consciente el llanto fue inevitable, fue llorando cuando se percato de donde estaba, esta sin duda era la habitación de Axel, no entendía como había llegado aquí pero ciertamente era lo que menos le importaba, aun ni sentirse desnuda bajo una camisa que obviamente no era la suya le importo ahora, el sentirse traicionada, engañada era todo lo que revolotea en su mente y corazón, una pequeña parte en su interior se negaba a creer en lo que había visto, pero como podía ser falso si ella misma lo vio y Milena lo confirmo, Nico había mentido, él le había dicho que nunca había convertido a nadie pero prueba factible de su mentira era esa vampiro que sin pretenderlo Cam ya empezaba a despreciar, ¿Dónde quedaban los temores de ambos? ¿El miedo de que su relación no fuera a durar mucho puesto que ella era una mortal? ¿Dónde quedaban su negativa de convertirla? Es cierto que no es un tema que hayan tocado mucho, pero aun sin hacerlo estaba implícito que Nico no tenía pensado hacerlo, pero ahora que sabía que él ya había convertido a alguien ¿Cómo podía explicarse su negativa? ¿Acaso no la amaba lo suficiente? No entendía nada, pero tantas dudas eran insoportables, un vacio en su pecho que parecía hacerse más profundo conforme los minutos pasaban.

Estaba inmersa en todas estas disyuntivas cuando sintió el peso de alguien sobre el otro lado de la cama, dado el lugar en donde estaba supuso que era Axel pero basta sentir una caricia en su mejilla para saber que no era Axel, sino Nico, nadie si no solamente Nico la hacia estremecer con mas ligera de las caricias, él estaba aquí ¿Qué haría ahora? ¿Decirle que sabía la verdad?¿Hacer como si nada pasará?

-Cam ¿estas bien?- pregunto Nico.

Cam no digo nada, no tenia idea de que decir, ni como actuar, solo sabía que sentía tanto dolor que le costaba respirar.

-Que estúpido soy, claro que no estas bien- Nico suspiro –Cam mírame- dijo mientras volvía a acariciar su mejilla.

Pero ella no quería verlo, le estaba costando tanto no llorar, si lo miraba frente a frente no podría contenerse, pero peor aún no sabía si lloraría o le gritaría, eran tantos sentimientos encontrados.

El silencio se extendió unos instantes que parecieron eternos, por primera vez el silencio entre ellos no era cómodo.

-Se mas o menos lo que paso… se que tuviste un enfrentamiento con Milena-

Cuando Cam lo escucho decir su nombre sintió como si de pronto todo se volviera real, no que antes no lo fuera, pero ahora no había dudas Nico la conocía, la conocía más que bien, el dolor fue superado por el enojo, por la desesperación, en un arranque se giro a hacerle frente a Nico.

-¿Por qué me mentiste? ¿Porque?- fueron las palabras que salieron atropelladamente de su boca llenas de dolor y enojo.

0 Mordisquitos:

Publicar un comentario