Menu Principal

13 nov. 2009

Capitulo 14 de Percances


En su cara debió verse el desconcierto puesto que Alejandro dijo –Cam estas bien de pronto te has puesto pálida-

Ella fingió una sonrisa y dijo –estoy bien- pero la verdad era que por unos segundos hasta dejo de respirar por el impacto, como podía ser que la chica que se estaba acercando a ellos y que estaba saliendo por decirlo de alguna manera con Alejandro fuera la misma que aquella vez vio en los recuerdos de Nico, con la cual él se estaba besando, esa imagen que vio había parecido tan lejana y ahora que Nico y ella estaban juntos prácticamente la había olvidado pero con ella aquí Cam no podía dejar de atormentarse, esto era una coincidencia? Porque de pronto precisamente esa chica estaba saliendo con su mejor amigo? Ella era humana o acaso…?

-Hola nene- la voz de la chica la saco de sus pensamientos.

Alejandro se puso de pie y la beso en los labios, Cam tuvo que mirar hacia a otro lado, ese beso no era un simple beso para saludarse, ese tipo de besos deberían prohibirse en zonas publicas, dios parecía que se estaban tragando, era tan extraño ver haciendo eso a Alejandro, Cam sintió una opresión en el pecho y un malestar en su estomago, que estaba mal con ella? Acaso estaba celosa? Pero peor aun estaba celosa porque esa chica estuvo involucrada con Nico o porque ahora lo estaba con Alejandro?

Cuando por fin dejaron de besarse Alejandro se sentó y la chica se sentó en su regazo, “como si no hubiera más sillas” pensó Cam.

-Nena ella es Cam- dijo Alejandro –Cam ella es Milena-

Por primera vez la chica que resulto llamarse Milena poso sus ojos sobre Cam barriéndola despectivamente con la mirada, después miro a Alejandro y sonriendo de oreja a oreja extendió su mano –es un placer conocerte al fin, Cam es que te llamas?-

-Camille, me llamo Camille- respondió Cam extendiendo su mano para corresponder el saludo, no debería haberlo hecho dado las implicaciones que traería tocar por primera vez a Milena, pero no le quedaba de otra, ya que tras tardarse demasiado en corresponder el saludo Alejandro la reprendió con la mirada.

Cuando sus manos hicieron el primer contacto todo empezó, las imágenes llegaron a la mente de Cam como una película en reproducción, Cam jadeó ante lo que vio, Milena fue la primera en romper el contacto mirándola fijamente como si supiera lo que acaba de ocurrir, Cam no podía recuperarse de lo que acababa de ver, era como si por un momento el tiempo se hubiera detenido y una sola imagen se hubiera quedado pausada en su memoria.

-Cam, hey que pasa- fueran las palabras de Alejandro que la devolvieron a la realidad, él tomo su mano que aun estaba en el aire y la acaricio con el pulgar –estas bien?-

-yo… si… ah solo… tengo que ir… ahora vuelvo- sin esperar se levanto y se fue, mientras caminaba alejándose las lagrimas empezaron a correr por sus mejillas, demasiadas imágenes arremetieron en su mente cuando toco a Milena, pero dos de ellas son las que ahora partían su corazón.

Sabiendo que no podía irse sin una explicación se refugio en el baño, entrando en uno de los cubículos bajo la tapa del baño y se sentó, dejando que las lagrimas corrieran libremente por sus mejillas, lo que acababa de ver no podía ser cierto, una parte seguramente lo era pero lo otro, lo otro no podría ser cierto porque eso implicaría que Nico le había mentido, y eso no era posible, ¿porque Nico tendría que haber mentido? ¿Porque?

Las lagrimas seguían saliendo como si no tuvieran fin, Cam se esforzaba en contenerse diciéndose así misma que era natural que Nico hubiera estado con otras mujeres en su ya larga vida, pero saberlo era completamente distinto a verlo, ahora entendía como se había sentido Nico cuando había visto aquel beso entre Axel y ella, ese beso que apenas se remontaba al día anterior pero que estando allí sentada y tras la noche de intenso amor parecía tan lejano, pero esto era peor, ella ya había visto un beso entre la tal Milena y Nico, la primera vez que lo toco, pero verlos teniendo relaciones, eso era algo completamente diferente, algo que dolía, dolía tanto, todos los sentimientos que sentía dentro de ella eran como un remolino atormentándola, hiriéndola.

Pero había algo más, algo que dolía aún más, algo que aún habiéndolo visto ella misma se negaba a creer.

Un ruido llamó su atención, el ruido de un golpe en la puerta del cubículo donde estaba.

-Niña se que estas allí, vamos sal, tu amigo esta preocupado- dijo una voz que no podía ser otra más que la de Milena.

Cam se limpio las lagrimas y su nariz, no podía seguir encerrada en el baño, tenia que ser fuerte, tras unos segundos abrió la puerta para encontrarse frente a frente con Milena que la miraba fijamente.

-¿Qué paso allá afuera?- preguntó sin rodeos.

-no te entiendo- respondió Cam como mejor pudo.

-no te hagas la tonta cuando me tocaste algo paso, ¿que fue?-

-te repito que no te entiendo, no se de que me hablas- dijo Cam pasando de largo a Milena y colocándose frente a los lavamanos, la podía ver aun de espaldas a través del espejo, dejando correr el agua tomo un poco en sus manos para lavar su cara esperando que eso disimulara su nariz y ojos enrojecidos por haber estado llorando, estaba mojando su cara cuando sintió un tirón en su pelo obligándola a erguirse, completamente sorprendida vio a Milena en el espejo tirando duramente de su cabello, Cam intento con sus manos liberarse del agarre de Milena, pero no podía, claro ella no era humana como podría Cam ser mas fuerte, Milena era un vampiro, eso a Cam no le importaba pero lo que sin duda le importaba mucho es que ella era un vampiro gracias a Nico, porque Nico la había convertido.

-Suéltame- dijo Cam tras los intentos fallidos por liberarse –me estas lastimando.-

-Con todo intención perra- dijo desagradablemente Milena –cuando te hago una pregunta tu la contestas, quedo claro?-

-No se quien te crees pero yo no tengo porque rendirte cuentas- dijo defensivamente Cam.

Milena tiro aún mas fuerte de su cabello produciéndole gran dolor.

-¿Por que me tratas así? ni siquiera me conoces- dijo Cam.

-¿Qué porque te trato así?- dijo riéndose Milena y jalando mas duro –es lo menos que te mereces zorra-

-mira Milena no tienes ningún derecho a llamarme así ni a tratarme de esta manera- dijo Cam pensando que ella seria la única con derecho de llamarla perra y zorra después de lo que había visto de ella.

-Tengo todo el derecho dado que eres una zorra que piensa que acostándose con Nico me lo va a quitar-

-Así que todo esto es porque sabes que estoy con Nico, se puede saber como diablos sabes que estoy con Nico si es la primera vez que te veo- técnicamente así era pensó Cam –¿y que tienes que ver tú con Nico?- preguntó Cam aún cuando ella ya lo sabia.

Riéndose y tirando a Cam por su cabello hasta tenerla con su rostro presionado contra la pared dijo –yo soy la única mujer para Nico y es hora de que lo vayas sabiendo, él podrá entretenerse con cuanta chiquilla quiera pero al final del día yo soy suya y el es mío porque soy lo que soy gracias a él-

Con la furia hirviendo en sus venas Cam dijo –¿un vampiro?-

-¡Te dijo lo que éramos!- las palabras de Milena estaban llenas de indignación y presiono el rostro de Cam contra la pared tan duro que el dolor se volvió insoportable, harta de ser tratada así Cam llevo su mano sobre el brazo de Milena enviándole tanto dolor a través de ese toque como el que estaba sintiendo en su alma por sentirse traicionada por Nico.

Una conversación que había tenido con Nico se reproducía una y otra vez en su mente:

-tu has convertido a alguien?- le había preguntado Cam

–no Cam nunca me atreví a hacerlo- le había respondido Nico.

0 Mordisquitos:

Publicar un comentario