Menu Principal

22 sept. 2009

Capitulo 4 y 5 de Percances

Capítulo 4

Era jueves, por lo tanto ya había perdido 4 días de clases, su entrada a la universidad se había visto pospuesta por todos los problemas desencadenados por el loco de Isaías, no podía dejar de pensar en eso aun cuando estaba recostada en la cama en los brazos de Nico quien acariciaba su cuerpo con la yema de sus dedos, no podían determinar cuanto tiempo llevaban así en silencio, tan relajados, solo disfrutando del momento, pero el pensar en la universidad, en los últimos acontecimientos pero sobre todo en que tenia que llamar a Axel para confirmar el entrenamiento de hoy en la tarde la inquieto un poco, rompiendo el momento tan intimo y de silencio le dijo exteriorizando sus pensamientos –prácticamente perdí toda la primera semana de clases, supongo que con el regreso de mama y de que nosotros regresemos a casa mañana tampoco podre ir, no se será extraño…- Nico que paseaba sus dedos por todo su brazo entendiendo como se sentía dijo –lo se, pero ya veras todo saldrá bien, yo te ayudare en cualquier cosa, no creo que te hayas perdido de gran cosa- ahora los dedos de Nico recorrían su espalda lo que le provocaba un cosquilleo, riéndose con su mano detuvo la de él –me haces cosquillas- liberándose de su agarre siguió paseando sus dedos por su espalda viniendo a su vientre, pero esta vez su caricia no le provocaba cosquillas se sentía bien demasiado bien despertando en ella deseo de mas, sus dedos ascendiendo en su recorrido hasta acariciar delicadamente uno de sus senos, no pudo evitar emitir un ligero gemido, pero como un balde de agua fría vertiéndose sobre ella se vino a su mente que su padre estaba en la casa y que como todo vampiro poseía un oído privilegiado, y si Augusto con el simple hecho de imaginar lo que Nico y ella habían hecho la noche anterior se había comportado como un energúmeno no quería ni pensar en como reaccionaria si lo escuchaba, reprimiendo los gemidos que estaban listos por salir, dijo tenuemente –Nico- -ujum- fue la respuesta de él que seguía diestro propinando caricias por su cuerpo, a pesar de que su cuerpo estaba dolorido sobre todo en la zona de su entrepierna y sus piernas ciertamente no podía negar que hubiera accedido sin pensarlo a hacer el amor una y mil veces con Nico ahora mismo, pero el que su padre estuviera bajo el mismo techo y que los pudiera estar escuchando en este momento era motivo suficiente para apagar el fuego que se encendía cuando Nico la tocaba de esa manera, esforzándose por controlarse aun cuando los dedos bailarines de Nico danzaran por su cuerpo enviando sensaciones tan excitantes que la volvían loca dijo –mi papá- dando golpecitos en su oído esperando que el captara el mensaje de que su padre los podría estar escuchando ahora mismo y que de seguir no seria extraño que la puerta de la habitación fuera derrumbada seguida por la entrada furiosa de un padre novato y sobreprotector; Nico capto el mensaje, Cam estaba en lo cierto, agito su cabeza buscando claridad, y es que estando con ella perdía la cordura, como era posible que el estuviera tan loco para iniciar un momento claramente candente estando con Augusto a unos metros de distancia, cualquiera pensaría que Nico tenia una actitud suicida, conociendo como conocía a Augusto y su impulsivo carácter esto podría parecer un desafío ante su amigo, daba gracias internamente porque Cam hubiera sido prudente por ambos, detuvo sus hambrientos dedos, solo la abrazo, y se esforzó por controlar sus impulsos, pero tener entre sus brazos a Cam en ropa tan diminuta no ayudaba mucho, cerro sus ojos y empuño sus manos, lo peor de todo no era el deseo sexual notablemente despierto en él si no también su deseo de sangre, de la sangre de Cam, el cual también era notable por sus incisivos extendidos, un escalofrió lo hizo estremecerse, no debería estar sediento tan pronto, pero la sangre de Cam le provocaba un deseo insaciable, era como una adicción que nunca se vería satisfecha, ella debió notar algo raro en él porque dijo –pasa algo?- -no nada- -Nico no mientas que pasa?- -es solo que necesito tomar un poco de sangre, ahora vuelvo- pero cuando estaba levantándose ella lo tomo del brazo, cuando sus miradas se encontraron ella descubrió su cuello para él con una invitación implícita, él negó con la cabeza –por que?- dijo ella –Augusto- se limito a decir él, lo cual no era mentira pero la realidad iba mas allá, y es que si bebía de su sangre ahora que deseaba tanto hacerle el amor no podría contenerse no con todas las sensaciones placenteras que se apoderarían de él al saborear su único y delicioso sabor, tampoco tenia idea de como reaccionaria Augusto si supiera que Nico bebía de Cam, seguro que se pondría igual o peor que esta mañana, mejor evitarlo mientras fuera posible, Nico tenia un punto pensó Cam así que solo dijo –tienes razón, pero siempre que no haya impedimento tiene que ser de mi- Nico no pudo evitar reír –por que?- pregunto sorprendido por lo que le había dicho, ella frunció el ceño acto seguido rodo sus ojos –no te rías ok?- Nico levanto la mano en señal de promesa –es solo que el solo pensar que tomas la sangre de alguien mas me vuelve loca, puede ser tonto pero aun cuando se que tomas de una botella no me gusta, yo quiero ser la única que te sustente- lejos de hacerlo reír esas palabras lo emocionaron mucho, la amaba tanto, se acerco y beso tiernamente sus labios –yo también lo quiero así, créeme que si, toda la sangre es insípida para mi desde que probé la tuya, tu sangre es la única que deseo- ya no importaba si Augusto los escuchaba o no, Nico fue sincero y dejando flaquear un poco de su control la beso al mismo tiempo que mordía su lengua tomando una pequeña cantidad de sangre, los gemidos que instantáneamente salieron de ella fueron ahogados por la unión de sus labios, el placer los invadió a ambos aun cuando tomo muy poca sangre, “si tan solo Augusto no estuviera aquí” pensó Nico, esforzándose por no perder el control lamio la pequeña incisión que hizo en la lengua de Cam cerrándola, disfruto del beso un poco más y se separo aun cuando era lo que menos quería, ella hizo un sonido en protesta lo que hizo reír a Nico y el puchero que le vio hacer lo hizo reír aun más, “te amo” pensó, pero las palabras no tomaron forma en sus labios, quería decirlo pero sentía que si lo hacia podría sonar precipitado dado que todo había pasado tan rápido entre ellos, pero la amaba en verdad la amaba como nunca amo antes y como estaba seguro nunca podría amar a nadie mas, pero quería que cuando dijera las palabras fuera en el momento propicio y no fuera precipitado o que pareciera que tenían que ser respondidas en la misma manera, y no podía dejar de sentir temor de que no fuera así, de que cuando soltara esas dos palabras no pudieran ser correspondidas, no porque eso cambiara en algo lo que sentía, si no porque dolería, dolería mucho, dejando esos pensamientos de lado ahora se ocuparía por saciar su necesidad física de sangre; Cam se resigno a que el beso se había acabado, ocupo su mente en otros asuntos, su nuevo tutor, entonces Nico dijo –ahora regreso- -si pero podrías prestarme tu celular- volviéndose a ella dijo –claro esta allí- señalo a la mesita junto a la cama donde lo había dejado, quería preguntar para que lo quería, pero no quería sonar posesivo, dominante o celoso, ella siguió la dirección que le indicaba una vez que ubico el celular volvió a mirarlo y dijo –tengo que hablar con Axel se supone que esta tarde empiezan los dichosos entrenamientos- se encogió de hombros, él respondió –ah claro- dibujo en su rostro una ligera y forzada sonrisa, y se dio la vuelta para salir de la habitación con su sangre hirviendo de coraje, el solo escuchar ese nombre lo ponía furioso, Axel, no quería ser prejuicioso pero ese tipo no le daba confianza, le caía pésimo, no lo soportaba, él solo hecho de pensar que Cam tendría que pasar tiempo con él lo ponía furioso, porque se sentía así?, que era este sentimiento, acaso eran celos? Se rió internamente, celoso? Porque debería, Cam era suya solo suya así como el era de ella solo de ella, debía haber algo mas en ese tipo que lo inquietaba, pero ahora lo que importaba era satisfacer su sed.
Quedándose sola busco la tarjeta que le había dado Axel una vez que la encontró marco el numero, repico algunas veces, estaba apunto de colgar cuando una voz ronca y misteriosa dijo –Axel a tu disposición- Cam no pudo evitar reírse por la manera tan original en que le habían respondido, ahogando otra risita dijo –soy Cam vaya manera de responder que tienes- -Cam???- respondió confuso, suspirando dijo –Cam, Camille nieta de la señora Martín, recientemente atropellada y obligada a soportar el dolor, ya me ubicas?- -tu, vaya vaya si ya te ubico, disculpa pero tantas mujeres me llaman que me es difícil no confundirme- resoplando Cam dijo –bien esos son detalles que no me interesan, solo llamaba porque al parecer estoy obligada a ser entrenada por ti- riéndose Axel respondió –si claro el entrenamiento obligatorio, hoy a las 6 en mi casa, sin retraso y sola por supuesto- rodando sus ojos Cam respondió –bien hay estaré- estaba por colgar cuando Axel dijo irónicamente –saludos a tu novio- frunciendo el ceño Cam respondió sarcásticamente –si claro, saludos, besos y abrazos, nos vemos- pero nuevamente antes de colgar escucho –los besos y abrazos solo contigo- pero esta vez no se molesto en responder, colgó el teléfono y se lamento por tener que soportarlo en unas horas.
Fin del Capitulo
Capítulo 5

Dos minutos y serian las 6 en punto, estaba delante de la puerta de Axel reprendiéndose a si misma por sentirse tan nerviosa, Nico acababa de dejarla con la promesa de que regresaría por ella apenas le avisara la hora adecuada, ni su padre ni él le habían expresado ninguna opinión sobre el entrenamiento que estaba por comenzar, Nico había hablado de todo menos de el entrenamiento o de su tutor, no quería ser paranoica pero estaba segura que su novio no soportaba a Axel y ella que podía decir si no es que sintiera algo diferente hacia él, no sabiendo en que consistía el entrenamiento se había vestido con ropa deportiva, sujetando su cabello en una cola, calculando que ya habían pasado los dos minutos toco a la puerta decidida a no dejarse intimidar por su desconocido tutor, hacia esto solo porque fue lo que quiso su recién fallecida abuela, así que tenia que hacerlo bien, después de todo si su abuela lo decidió así tendría un buen propósito de eso no había duda, se estaba comenzando a desesperar puesto que Axel no abría la puerta, insistió frenéticamente, hasta que escucho en su mente “ya voy, no tires la puerta, pero que desesperada eres mujer” al mismo tiempo que la fastidiaba que él pudiera hacerle eso no pudo evitar reírse por lo que le dijo, agacho su mirada tratando de contener la risa, segundos después la puerta fue abierta y lo primero que vislumbro fueron unos pies descalzos que capturaron completamente su atención, sin exageraciones eran unos de los pies mas hermosos que había visto en su vida, aun cuando internamente le costaba aceptarlo o peor aun creerlo eran tan hermosos como los de Nico, tanto así que no podría decir cuales le gustaban mas, los detallaba minuciosamente con la mirada como capturándolos en un fotografía cuando la voz de Axel la hizo salir de su embelesamiento –pasa algo malo con mis pies?- mientras que movía los dedos de sus pies como en señal de incomodidad, “tu y tu maldita obsesión con los pies” se dijo a si misma –no nada, solo me quede pensando en cosas- él la analizo con la mirada dudando de su respuesta –pasa- se limito a decirle mientras se volvía al interior de la casa, lo imito y mientras que lo seguía no pudo evitar escanearlo obviamente comenzando desde sus pies, mientras subía su mirada se percato que lo único que Axel llevaba puesto era un short, que marcaba muy bien su trasero, no es que ella hubiese prestado demasiada atención a ello, simplemente saltaba a la vista, su espalda estaba desnuda y podía ver sus músculos bien marcados, se dio una bofetada mentalmente diciendo “deja de hacer eso, deja de escanearlo” así que para distraerse observo a su alrededor sin encontrar un mejor panorama, casi se topa contra el una vez que estuvieron en la sala, el fue y se sentó en un sillón, lo que ella también imito, entonces el tomo un agenda electrónica o algo por el estilo, habían pasado unos instantes de silencio cuando él dijo –veamos Camille Valverde, aunque lo correcto seria Martín Valverde, hija de Augusto Martín y Nora Valverde, nunca has conocido a tu padre que esta desaparecido desde antes que nacieras, acabas de cumplir 18 años ayer, ya deberías estar en la universidad pero los últimos acontecimientos no te lo han permitido, estudiaras arquitectura, mmm los dones que se manifiestan en ti son hasta ahora por contacto físico, cuando tocas a una persona por primera vez ocurre un reconocimiento es algo que no puedes controlar, sin embargo una vez ocurrido el reconocimiento puedes bloquear la visión dentro de la persona si así lo quieres, también por contacto físico puedes sanar o lastimar a otras personas, aunque te sanaste mentalmente a ti misma del atropellamiento lo que me lleva a conjeturar que podríamos lograr que lo hicieras así, dejando de ser necesario el contacto físico, otra de las manifestaciones es que cuando besas a alguien puedes de alguna manera ser invadida por los sentimientos de esa persona lo que quiere decir que sentirías lo que esa persona siente, lo cual te metería en muchos problemas, también tengo entendido que cuando estas enamorada el efecto no es el mismo, solo puedes sentir o mas bien seria correcto decir que puedes ver los sentimientos de la otra persona, estoy en lo cierto?- ella lo miraba atónita, como era posible que conociera tan detalladamente su vida, pero lo que más llamo su atención es que para él Augusto estaba desaparecido, seguramente no tenia ni idea de que su padre era un vampiro, si su abuela había guardado ese único detalle ella no iba a revelarlo, por algo lo habría hecho su abuela, porque solamente su abuela podría haber dado todo ese informe a Axel –ok, esto si que es extraño, mi abuela te dijo todo eso?- él le dio una mirada irónica y dijo –quien más? Claro que lo hizo ella, no se le paso nada?- -no- contesto rápidamente, demasiado rápido a decir verdad esperaba no levantar sospechas, aunque si lo hacia no seria fácil imaginarse que era lo que omitía “un padre vampiro, por favor que tan común era eso”

-todo lo que te dijo mi abuela es correcto- agrego Cam, él la examino con la mirada y después volvió a su agenda electrónica, un poco desesperada dijo –y ahora que sigue?- sin mirarla respondió –bien según mi informe tu abuela te hacia practicar algún tipo de meditación para que lograras estar consciente de tu totalidad, según tengo entendido esto lo hacían en lo relacionado a los besos, para evitar que te apropiaras de sentimientos que no eran tuyos, pues bien no esta mal pero ya tuviste demasiado de eso la única manera de controlarlo es que lo practiques- arqueando sus cejas dijo –como que practicar, de que hablas?- esta vez el se encontró con su mirada y dijo –la manera de llegar a controlar lo que te provoca un beso es precisamente besando y mientras lo haces concentrarte en ti misma, en tu totalidad- mirándolo ceñuda dijo –suena lógico pero como lo voy a hacer si con mi novio no aplica puesto que esto enamorada de él, no tiene caso- el sonrió irónicamente y dijo –como estas tan segura que lo que sientes por el es real que tal si todo es producto de que sientes lo que el siente por ti, no te lo has preguntado alguna vez?- indignada dijo –no tengo porque darte ninguna explicación, pero estoy segura- riendo Axel le dijo –ok, tranquila, pero de cualquier manera no hablaba de besar a tu novio- sorprendida por la declaración dijo - entonces? No entiendo- acercando demasiado su rostro al de ella dijo provocadoramente –me vas a besar a mí- Cam no supo que era mas fuerte la risa que le provocaba o la indignación que le causaba lo que acababa de escuchar, sin dejarse intimidar por su cercanía dijo –ni en tus sueños, estas loco- él se acerco peligrosamente hasta que sus narices casi se rozaban, pero ella no se iba a dejar intimidar por él, así que no se aparto si no que le sostuvo la mirada, entonces el hablo, su aliento caliente bañando su rostro,
–no te des tanta importancia es parte del entrenamiento, no es que yo quiera besarte, pero a menos que consigas a alguien mas que este dispuesto a prestarse a ello, obviamente no puede ser tu novio, tendrás que sopórtalo de la misma manera que lo hare yo, o que piensas que para mi va a ser agradable estarte besando hasta que lo controles-
-un sacrificio no será-
-así como tampoco lo será para ti, por favor Camille soy un joven atractivo y reconocido por mi manera de besar, muchas chicas matarían por ser besadas por mí, así que no te puedes quejar-
-no me interesa que tan bien beses, la cuestión es que no puedo aceptar un entrenamiento como ese-
-por tu novio?-
-pues claro que por mi novio, sobre todo por él, y no es necesario, no tengo planeado andarme besando con nadie aparte de él como para preocuparme por controlarlo-
Resoplando dijo –Camille, Camille y que pasaría si alguien te besa a la fuerza, te has puesto a pensar que tus sentimientos por ese novio tuyo por mas enamorada que estés no serian mas fuertes que los sentimientos que te controlarían, porque eso es lo que haría un beso de alguien en ti, controlarte, y no me digas que nadie te va a besar a la fuerza porque es algo no sabes, y peor aun si alguien supiera esto podría aprovecharse de ti intencionalmente, te lo repito esto es un entrenamiento, es para que aprendas a controlarlo, no se trata de placer preciosa, es trabajo-
-entonces me estas diciendo que el dichoso entrenamiento consiste en besarnos?-
-en gran parte, hasta que lo controles, pero no es todo por supuesto trabajaremos en que puedas sanar o aun lastimar sin necesidad de contacto físico, exploraremos otras áreas para descubrir si tienes alguna otra habilidad, pero por ahora los besos son lo primero-
-y si aceptara, quien me asegura que tu no te aprovecharías de mi, como tu mismo has definido tus sentimientos me controlarían-
Interrumpiéndola dijo –pero yo no tengo sentimientos hacia ti-
Rodando sus ojos le respondió –no digo que sientas algo por mi, pero aunque no lo hagas eso no quiere decir que no te pueda gustar besarme, y si fuera así recíprocamente me gustaría también-
-Camille en todo caso no necesitarías de eso para que te gustaron, te lo he dicho soy un buen besador, pero no tienes que preocuparte que me aproveche de ti, no lo hare, soy tu tutor, tienes que confiar en mi-
-aun así, no puedo hacerlo-
-no puedes o no quieres?-
-las dos cosas, como podría estarme besando contigo y después irme con mi novio y besarme con el como si nada, no esta bien, lo siento pero esto es una locura, mejor enséñame otras cosas-
-Camille soy tu tutor no te estoy dando opción tienes que hacerlo-
-no lo voy a hacer- entonces lo empujo y se trato de poner de pie, pero él la tomo por los brazos impidiéndoselo, ella trato de zafarse, pero no podía.
-te voy a besar ahora, mientras lo hago tienes que hacer lo que tu abuela te enseño--déjate de tonterías suéltame, no te atre…- pero sus palabras fueron ahogadas por los labios de Axel que se posaron sobre los suyos, ella siguió forcejeando pero mientras que Axel la besaba con mas fuerza una sensación extraña la invadió por completo, ya no quiso forcejear, su furia fue sustituida por un sentimiento extraño, quería corresponderle, quería besarlo, sin poder controlarlo sus labios respondieron su demandante beso, lo estaba disfrutando, cuando obtuvo un poco de claridad en las sensaciones que la estaban invadiendo se dio cuenta que de alguna manera había llegado a estar recostada en el sofá, con Axel encima de ella, las manos de él acariciando sus caderas y piernas, una pequeña parte de ella estaba horrorizada por lo que estaba haciendo, pero la mayor parte de su ser había cedido, y lo estaba disfrutando, sin lugar a dudas porque Axel lo estaba disfrutando, entonces como un flash la invadió y se hayo sintiendo lo que Axel sentía en el momento, él estaba excitado pero lo que la horrorizo fue que ella comenzó a excitarse en si misma, aunque no quería, la impotencia hizo que las lagrimas empezaran a correr por sus mejillas, era la peor sensación que había experimentado en su vida, era como ser una marioneta que otro dirigía, pero lo peor es ser consciente de ello pero no poder cambiarlo; Axel pudo saborear las lagrimas que caían, ella estaba llorando, que estaba haciendo?, se separo abruptamente aun estando encima de ella, observo como lloraba, se veía tan vulnerable, porque el había llegado tan lejos?, le había dicho a ella que era un beso de trabajo, no de placer, y había hecho mas que besarla, la había acariciado apasionadamente, el no era un novato, había estado con muchas mujeres, pero con ninguna se había sentido así, con ninguna mujer había experimentado un beso tan placentero, con ninguna mujer se había excitado tan rápido, horrorizado se levanto liberándola de la sujeción de su cuerpo sobre el de ella, no podía ni mirarla a los ojos, le había dicho que confiara en él, que no se aprovecharía de ella, y mira lo que había hecho, pero tenia que ayudarla a liberarse de los sentimientos de él que ahora eran de ella, respiro profundamente y volvió a ella, tendiéndole las manos dijo –ven siéntate- ella lo hizo, sentados uno frente al otro, limpio alguna lagrimas que seguían derramándose por sus mejillas y dijo –Camille tienes que concentrarte, tienes que meditar como te enseño tu abuela, tienes que identificar los sentimientos que no son tuyos y liberarte de ellos, entiendes- ella asintió –vamos tu puedes, piensa en ese novio tuyo, como es que se llama- ella lo miro confundida –ah si Nicolás, piensa en él, lo que sientes por él, piensa en eso- ella no decía nada, pero cerro sus ojos, quizás para concentrarse, él se sentía fatal, no se consideraba un hombre considerado, de hecho era insolente y descarado, pero jamás había hecho lo que acababa de hacer, podría ser todo eso pero el nunca se había aprovechado de una mujer, y el haberlo hecho, el habérselo hecho a ella, lo estaba matando, que le diría cuando ella lograra recuperarse a si misma, que explicación le daría, como podría el volver a besarla para capacitarla, como si besarla era así, ni siquiera estaba seguro que después de esto ella quisiera volver a verlo.
Fin del Capitulo

1 Mordisquitos:

Anónimo dijo...

Hola!!!
Tu libro me encanta !! esta buenisimo.
ya quiero leer el cap 6 . la intriga me esta matando!!
sos muy bueno escritora
besso
flo..

Publicar un comentario