Menu Principal

15 sept. 2009

Capitulo 3 de Percances


–maldición Camille no me salgas con eso, esto es entre Nicolás y yo-
-y porque todo esto? Porque no dormimos aquí, por eso todo este alboroto?- dijo Cam
-por favor como si dormir fue precisamente lo que hicieron-
-no puede ser, estas loco, pero sabes que no te voy a seguir el juego, es mi vida, es mi cuerpo, y hago con el lo que quiera, tu nunca estuviste, nunca, los motivos son lo de menos ahora, apenas hace unos días supe que existías, apenas estas entrando en mi vida, y si piensas que haciendo esto va a ayudar, estas mal, ya lo habíamos hablado, si tu quieres ganarte mi cariño, formar parte de mi vida, tienes que aprender a respetar mis decisiones, lo siento pero no tienes ningún derecho de hacerme esto, y de tratar así a Nico, no puedo seguir en esta casa, y si tener un padre es así, entonces no quiero uno- dijo todo esto entre lagrimas, se dio la vuelta alejándose de Augusto, pero este velozmente se puso frente a ella, agarrándola de los brazos –a donde piensas ir? Ahora seremos dos los locos, o que?, por que no nos tranquilizamos, reconozco que me he excedido- le dio un pequeño vistazo a Nico que ya se había levantado y permanecía en silencio en uno de los extremos de la habitación –Nico de verdad lo siento, yo…- Nico le indico con la mano que no siguiera, y entonces dijo –Cam estoy bien, mírame estoy perfectamente, ok?- ella lo examino con la mirada y al no notar daño alguno, asintió, él le devolvió una ligera sonrisa, dirigiéndose a su agresor dijo -Augusto lo entiendo, ahora voy a subir y dejar que arreglen esto, te conozco lo suficiente para saber que esto no es mas que un arrebato, precisamente ayer hablamos de que esta situación no es fácil, ya aclararemos esto, pero ahora habla con tu hija, yo mejor que nadie se como sufriste por no estar a su lado, no eches a perder las cosas ahora que tienes la oportunidad de tenerla contigo- se acerco a Cam enjugo una de sus lagrimas –trata de entenderlo, no dejes que esto tome importancia, de acuerdo?- un poco mas tranquila, pero aun con algunas lagrimas escapándose de sus ojos respondió –si, de verdad estas bien?- -lo estoy, no tienes de que preocuparte- acaricio un poco más su mejilla y los dejo solos.
Augusto se sentía avergonzado por lo que había hecho, toda su vida como humano y aun como vampiro había batallado por ser tan impulsivo, las palabras de su hija lo habían refrenado, de otro modo quien sabe que le hubiera hecho a Nico su amigo de tantos años, internamente daba gracias por no haber llegado a tal extremo, aun cuando le fuera tan difícil aceptarlo frente a los demás, Nico había sido su fiel amigo desde que el tuvo que sobrellevar el ser convertido en un vampiro, cosa que no fue nada fácil de asimilar, mucho menos cuando esto lo llevo a apartarse de la mujer que el amaba y de su hija que venia en camino, sintió un pesar en su corazón, por una parte estaban sus celos y su instinto de protección de padre, el imaginar que su niña estuviera con cualquier hombre era una tortura, no era solo que fuera con Nico que no era humano si no un vampiro, siendo sincero consigo mismo hubiera reaccionado igual con cualquiera que se atreviera a poner sus manos sobre su pequeña, por suerte su arranque fue contra Nico que siendo un vampiro no le causo daño alguno, por otra parte muy dentro de él, sabía que Nico era un buen vampiro, incapaz de hacerle daño a su hija, en todos los años que tenia conociéndolo nunca lo había visto tan feliz como ahora, enamorado… si se le veía enamorado, pero al mismo tiempo el saber detalles del pasado de Nico hacían que su instinto de protección saliera a flote, una pizca de culpabilidad lo inundaba, no quería perder a su hija por un arranque estúpido, dejando a un lado sus pensamientos dijo extendiendo su mano –ven, por que no nos sentamos y hablamos- Cam no tomo su mano, se fue a sentar a uno de los sillones donde cogió un cojín al cual se abrazo, aun algunas lagrimas corrían por su mejillas, vio a su padre acercándose a ella, se sentó junto a ella, y la tomo de las manos –lo lamento, Cam… que puedo decirte esto es difícil para mi, pensar que Nico y tu bueno ya sabes, no es fácil, para mi tu eres mi pequeña hija, y si lo se ya no eres una niña, pero trata de entenderme todos estos años no tuve una relación de padre a hija contigo, me perdí de todo, y ahora que por fin puedo estar contigo, me toca enfrentarme a asuntos como estos, sexo, oh demonios sexo Cam, y esto con un amigo mío que resulta ser un vampiro mucho mas viejo que tu y yo juntos, créeme no es nada fácil de asimilar, pero me esforzare, en verdad lo hare, soy un padre inexperto, dame una oportunidad, podrías perdonarme?- mirándolo a los ojos se lanzo a sus brazos como si en verdad fuera una niña pequeña, sollozando dijo –perdóname, yo no quise decir lo que dije, yo… soy igual de inexperta que tu, no se como es tener un padre, se que es comprensible lo que sientes, pero todos estos años he sido criada solo por mi madre, que si recuerdas bien es una mujer liberal, y ahora vienes tu todo sobreprotector, es algo tan distinto, que no se como sobrellevarlo, puedo imaginarme como te sientes por saber que tu hija tiene relaciones sexuales, que puedo decirte también es algo nuevo para mi- el la separo tomándola por los hombros para encontrarse con su mirada –que dices?- ella lo miro dudosa de a que se refería, él al notarlo dijo –acaso fue tu primera vez?- ruborizándose respondió apenas –si- suavizando el agarre sobre sus hombros dijo –que estúpido soy, oh Cam y mira con lo que te salgo, mira en lo que he convertido tu primera vez, oh mierda- ella lo miro ceñuda, y dicen “quien puede entender a las mujeres” pensó, esto debería ser aplicado en los hombres, entonces dijo –tu si que eres extraño Augusto Martín, primero casi matas a mi novio y ahora te sientes mal por armar tremendo embrollo- no pudo evitar reírse, él sonriente también se acerco y beso la frente de su hija –Cam no puedo negar que me paso en mi instinto protector y en ser tan impulsivo, pero también quiero lo mejor para ti, que seas feliz, que todas las experiencias en tu vida sean maravillosas, y si aunque me cueste el mundo entero eso incluye tu primera vez, no es que yo hubiera pensado que tu ya lo habías hecho pero al mismo tiempo tampoco pensé que no fuera así, siendo sincero evitaba pensar en eso- -mi abuela nunca te dijo nada de mi, en relación a esto?- el hablar de su abuela le hizo un nudo en la garganta, la extrañaba tanto, era tan difícil saber que ya no estaba –no Cam, es decir, mi madre siempre me hablo de ti, pero en relación a temas así nunca dijo nada, quizás por temer mi reacción o por respeto a ti en asuntos tan personales, no lo se, por que lo preguntas?- tosiendo un poco para aligerar el nudo que sentía en la garganta dijo –lo que pasa es que debido a uno de mis dones el contacto físico no es fácil…- de esa manera Cam le relato a su padre todo los problemas que implicaba el contacto físico para ella, sobre todo los besos, pasaron largo rato hablando del tema, Cam también pregunto a su padre sobre sus dones propios, el tiempo paso volando, y es que a pesar del enfrentamiento que habían tenido ella y su padre, cuando hablaban era tan fácil perderse en el propio mundo que ellos construían solo para ellos, que el exterior era ensombrecido por ello, a pesar de conocerlo apenas días antes, era como si lo conocería de toda la vida, era una conexión inexplicable, se sentía tan bien recibir el cariño de un padre, él era muy expresivo siempre abrazándola, tomándola de las manos, o acariciando sus mejillas, ella por supuesto había bloqueado la percepción de él, había tenido suficiente con lo que vio la primera vez que toco a su padre, donde era inevitable ver dentro de él, así como lo que pudo ver en la mente de Isaías sobre Augusto, como para querer ver más, no era fácil poder ver dentro de una persona, nada fácil, a veces se veía tanto dolor, tanta soledad, tanta tristeza, tantos problemas, es por eso que se esforzaba tanto por evitar el contacto físico, todo lo que ella podía llegar a ver la sobrecargaba demasiado, justo pensando en todo esto, y haciendo mención de Isaías en sus pensamientos se percato que no tenia ni idea de que había pasado con Isaías y Damián, lo ultimo que vio de ellos, fue una pelea terrible entre ambos, espero el momento preciso en la conversación que tenían, una vez que lo encontró preguntó –todo ha pasado tan rápido, y tantas cosas en tan poco tiempo que me olvide de Isaías y de Damián, sabes algo de ellos, que paso después de que escape de ellos- sorprendido por el giro de la conversación dijo –Nico no te ha dicho nada?- -no nada, nada sobre ellos, bueno tampoco es que hayamos tenido tiempo, lo dicho todo ha pasado tan rápido- -si así es, bueno Cam el asunto es que Isaías esta muerto- abrió sus ojos como platos por el impacto de la noticia –que? Como es posible?- él tomo una de sus manos entre las suyas y dijo –si así es, hace dos días apenas, cuando paso lo de tu abuela, lo de tu accidente, que alguien te había secuestrado, mientras Nico te buscaba, unos miembros del movimiento y yo fuimos a tu casa para arreglar las cosas con esos dos dementes, pero cuando llegamos Damián se había ido, e Isaías estaba muerto, no creo que sean necesarios los detalles- horrorizada dijo –Damián lo mato?- su padre asintió –que no se supone que trabajaban juntos, como paso todo esto, ese día Damián de alguna manera me salvo, pero por que?- -Oh Cam, Damián esta obsesionado contigo, y como Isaías también te quería para él, Damián se rebelo y termino matándolo… por ti, porque te quiere para él- horrorizada aun mas dijo –ahora que Isaías esta muerto y que eso debería quitarme un enorme peso de encima, no es que me alegre lo que le paso, pero ese tipo estaba loco, ahora que no tengo que preocuparme de él, resulta que ya tengo a otro loco detrás de mi, es que acaso nunca volveré a vivir en paz- -tranquila hija, mira…- escucharlo llamarla hija le provoco tantas emociones, tanta alegría –todo indica que Damián se fue de la ciudad, estamos haciendo todo lo posible por mantener monitoreados todos sus movimientos, no es nada fácil, es muy listo y se mueve rapido, pero estamos seguros que no esta en la ciudad por ahora, así que no tienes de que preocuparte, mientras el no este cerca puedes estar tranquila, tanto Nico, como el consejo y yo mismo nos encargaremos de protegerte, por ahora estas segura, él se ha ido y si tenemos suerte puede que nunca regrese- Augusto dudaba que eso fuera a suceder pero no había razón para inquietar a su hija, él se encargaría de Damián si este se atrevía a volver –eso quiere decir que puedo volver a mi vida normal, que puedo por fin ir a la universidad- dibujando una sonrisa en su rostro Augusto dijo –si, todo puede volver a la normalidad, aunque la nuestra no tenga nada de normal, sobre todo para ti ahora que tienes un padre vampiro, un novio vampiro, al parecer un tutor nuevo y entrar a la universidad- uh otra cosa que Cam prácticamente había olvidado, su arrogante nuevo tutor… Axel, lo que le recordaba que se suponía que hoy era su primer entrenamiento, o lo que sea que ese tipo fuera a darle, ya se encargaría de eso mas tarde, ahora había asuntos mas importantes, pensando en el mayor de esos dijo –mi mamá, esto quiere decir que ella puede regresar?- -si, precisamente eso tenia que decirte, tu madre regresa hoy, telefonee a mis amigos con los que se esta quedando, hoy mismo estará de vuelta, pero recuerda que ella no sabe nada, todo será como si nada hubiera pasado para ella- -si lo se, por lo que voy a volver a casa con ella, que pasara con nosotros, tu te iras, Nico se ira?- preguntó temerosa, su padre notándolo dijo –por supuesto que no, ahora que conoces la verdad y me aceptas en tu vida no pienso dejarte, lo entiendes? Y Nico? acaso lo dudas, sabes Cam en todo el tiempo que llevo de conocerlo nunca lo había visto así- sonriendo de oreja a oreja preguntó entusiasmadamente –así como?- rodando los ojos Augusto respondió –alegre, ah enamorado, eso lo resume todo- abrazando una vez a su padre, y dándole un beso en la mejilla dijo –gracias- -gracias por que?- pregunto Augusto –por convertir un enfrentamiento tan desagradable en un momento especial entre nosotros- su padre beso su coronilla, y permanecieron abrazados.
Cam subió a su habitación, donde encontró a Nico esperándola, aliviada de no tener que relatar todo lo que hablo con su padre, dado que Nico inevitablemente lo había escuchado todo, pregunto con toda el deseo de escuchar un si como respuesta –regresaras a casa conmigo?- Nico se acerco tomándola por la cintura la alzó para que sus rostros quedaran frente a frente –estaría loco si no lo hiciera- sello su respuesta en un beso, un beso lleno de ese amor que había nacido entre los dos.
fin del capitulo

0 Mordisquitos:

Publicar un comentario