Menu Principal

1 oct. 2009

Capitulo 6 de Percances


Cam no podía asegurar cuanto tiempo había pasado, después de lo ocurrido no había hecho mas que sentarse y abrazar a un cojín, en todo momento evitando mirar a Axel, mucho menos hablar con él, era tan difícil explicarse a si misma lo ocurrido, por primera vez había vivido en carne propia lo que su abuela siempre se empeño en advertirle sobre los besos, la confusión que sentía le hacia doler la cabeza, era un dolor terriblemente agudo, ni pensar en sanarse ella misma no podía concentrarse en nada, luchaba por aminorar lo que aun invadía sus sentidos, una pequeña parte quería seguir besándolo, pero esa parte no era realmente de ella, no eran su deseo propio, era un sentimiento extranjero que trataba de hacerse mas grande en ella, trato de concentrarse aun cuando su cabeza dolía demasiado, ella no quería sentirse así, no soportaba esa sensación de invasión de si misma, jamás hubiese imaginado que seria así, después de enfocarse un poco se empezaba a sentir completamente ella, no fue fácil, realmente le requirió mucho esfuerzo, el enojo y frustración ahora la tomaban al 100%, recuperando la cordura se levanto y sin dirigir ni una mirada ni aun una palabra ofensiva salió corriendo, cuando se detuvo a abrir la puerta Axel la tomo del brazo y la obligo a mirarlo, ella sentía ganas de ofenderlo, hasta de golpearlo pero su deseo de huir de él era mas poderoso.
-yo lo siento, no quise aprovecharme, solo se me salió de control, no te vayas, lo siento, no seas infantil huyendo así, esto solo es una prueba de cuanto necesitas aprender a controlar lo que te pasa- al notar que ella solo lo miraba con desprecio, y con toda razón, entonces siguió –vamos no le des importancia a una tontería, como te dije estos no son besos de placer si no de entrenamiento, me excedí un poco lo reconozco, pero soy hombre Camille y tu eres… bueno no estas nada mal- “bien hecho Axel” se dijo a si mismo “Así piensas arreglar las cosas, imbécil”, Cam trataba de controlar la furia que ardía en su interior “infantil, no le des importancia, soy un hombre, no estas nada mal, ah desgraciado” repetía en su mente, intento zafarse de su agarre sobre su brazo, pero no podía, la tenia sujeta con fuerza lastimándola, ya había tenido suficiente de él, con su mano libre sorpresivamente le dio una bofetada, Axel abrió sus ojos, debió dolerle ya sea físicamente o en su ego, inesperadamente para ella, el tomo su brazo agresor y sin mas la apreso entre la puerta y su cuerpo, el rostro de Axel estaba extremadamente cerca del suyo, entonces él en medio de una sonrisa irónica y bañando su rostro con su aliento dijo –sabes como un hombre responde una bofetada?- cansada de soportarlo respondió –no eres el primer imbécil que me sale con eso, te lo voy a advertir una sola vez suéltame ahora mismo- -déjame terminar no te adelantes a los hechos, se responde con un beso, pero no te hagas ilusiones que yo nunca te besaría por gusto, si te bese hace un momento fue por que no hay otra manera de enseñarte pero ni pienses que fue la gran cosa, eres muy insípida-
Con la furia creciendo mas dentro de ella dijo –quiero irme ahora, suéltame-
-Camille soy tu tutor y te vas cuando el entrenamiento termine, no cuando quieras, pero por hoy te podrás ir en cuanto aclaremos esto-
Riéndose sarcásticamente dijo – mi tutor?, piensas que aceptare esto, estas loco, esto se acabo-
-No- respondió al instante Axel, cambiando su expresión y su tono de voz dijo –Camille, le prometí a tu abuela hacerme cargo de ti, por favor olvidemos esto, el entrenamiento tiene que seguir, tienes que controlar lo de los besos, si tu no estas dispuesta a que yo te bese mas, esta bien lo acepto, pero tendrás que conseguir a alguien que se preste a hacerlo, alguien de confianza-
Incrédula respondió –en verdad piensas que me voy a besar con medio mundo solo para controlar mi problema, quien te crees que soy-
-no digo eso, pero si tu no quieres que tu y yo… tienes que conseguir a alguien mas, es por tu bien, acabas de experimentar un poco de lo que podría pasarte, piénsalo-
-ya puedes soltarme y dejarme ir?-
-si claro- se aparto de ella, mientras ella abría la puerta y salía le dijo –el lunes te espero a la misma hora, esto es por tu bien, así lo quiso tu abuela- Axel se sentía mal por tratarla así, pero no había otra manera, lo que había sentido en ese beso no fue mas que la excitación del momento, nada mas.
Cam camino un poco hasta encontrarse con un teléfono publico desde el cual llamo a Nico, no quería llamarlo, no quería verlo, como después de lo que hizo, por voluntad o no, Nico no entendería, él ni siquiera sabia de ese “problemita” de los besos, pero acaso podría seguir adelante sin decirle nada?, podría ocultarle algo así?, no quería hacerlo, pero que si lo perdía?, todo esto no hacia mas que incrementar su dolor de cabeza, y que haría con Axel?, ella sentía el compromiso en su corazón hacia su abuela, también sabia que necesitaba aprender sobre todo lo que ella podía hacer, y controlar eso si, pero acaso Nico entendería o aceptaría que ella se besara constantemente con Axel? Ahora que había experimentado lo que puede ocurrir cuando alguien de quien no este enamorado la besa, sabia que tenia que controlarlo, si tan solo hubiera ocurrido antes de tener novio, pero ahora que tenia a Nico, como podría hacer eso?.
En medio de todas sus reflexiones se había sentado sobre la banqueta esperando que Nico llegara, se sentía rara, no había decidido que hacer, decirle o no, que gran dilema, cuando hablo con él había sido muy rápida y cortante; pasados unos minutos Nico llego, al verlo sintió miles de emociones arremolinándose dentro de ella, culpa, temor, e infinidad más, él había bajado del auto y le había dado su mano para ayudarla a ponerse de pie, el intento besarla pero ella se movió, así que el besó solo su mejilla, Nico supo desde que escucho su voz por teléfono, y ahora que la veía y la manera en que ella evito que la besara que algo estaba pasando, pero que? Cuando la había dejado ella estaba bien, pero ahora se veía mal, parecía que había estado llorando, pero sobre todo él identifico un olor impregnado en ella, que no era el suyo, respiro mas profundamente para obtener mas de ese extraño olor y poder identificarlo, ese olor era de Axel, lo sabia perfectamente porque hace unos días lo había rastreado junto al de Cam para encontrarla, pero porque estaba tan impregnado en ella? Eso solo pasaba cuando se estaba en contacto físico por largo tiempo, pero como? Miles de ideas cruzando por su cabeza, no soportando mas la incertidumbre, tomo en una de sus manos la barbilla de Cam y mirándola a los ojos pregunto –que esta pasando?- -Nico yo…- tenia que decirle, pero no quería hacerlo, no quería, no quería perderlo, ella lo amaba, solo a él, por instinto femenino o quizás por la manera en que la observaba sabia que él sospechaba cosas, acaso sospecharía lo que realmente paso?; mientras Nico esperaba una explicación, sintió un cosquilleo en la mano con la que sostenía la barbilla de Cam y de pronto inauditamente su mente se lleno de imágenes, imágenes de Axel sobre Cam, sobre su Cam besándola y manoseándola, los celos se apoderaron de él, la furia hirviendo en sus entrañas, no podía ver mas, no soportaba ver más, siguiendo sus instintos alejo su mano de ella, pero una imagen mas se formo dentro de su mente, Cam llorando, maldita sea, por un momento la furia le hizo pensar tantas cosas, pero si ella había llorado era porque ese imbécil la había forzado, acaso el había intentado… por eso ella se estaba comportando de esa manera? Se encontró con su mirada, olisqueando un poco identifico miedo en ella, sentía tanta furia, pero al verla la preocupación por ella disminuyo un poco su furia, pero no lo suficiente como para detenerlo, la tomo de la mano y abriendo la puerta del coche le dijo –entra, espérame aquí- -esperarte, por que lo dices?- pero la pregunta de Cam fue lanzada al viento, porque Nico se fue tan velozmente que ni siquiera pudo ver a donde se había dirigido, ella había notado su repentino enojo, extremo en realidad, algo que no había visto en él antes, pero porque si aun no le decía nada? Porque se puso así de repente? A donde había ido?

0 Mordisquitos:

Publicar un comentario