Menu Principal

22 oct. 2009

Capitulo 11 de Percances

Habiendo pasado un tiempo mas con su mamá, que después de todo no se había tomado mal el que, bueno, el que tuviera relaciones, Cam había subido a su habitación aun sorprendida por todo lo recientemente acontecido, parecía ser que desde que Nico se había aparecido delante de ella a través de la ventanilla del auto de Alejandro sus días no volverían a ser normales nunca mas, su mamá hizo honor a su continua filosofía de ser una mujer de mente abierta, ya que aun sabiendo que había tenido relaciones con Nico, que ciertamente se debía al instinto materno porque Cam no había dicho nada, no había puesto el grito en el cielo por el hecho de que ellos vivieran bajo el mismo techo y aun mas que sus habitaciones, bien, estaban unidas por un baño compartido, cosa que no necesitaba de mucha imaginación para saber que en cualquier momento uno de ellos podría escabullirse en la otra, o mas aun tener un encuentro en ese baño, que no seria extraño con lo anteriores encuentros en el, pero sin embargo su mamá solo le dio algunas indicaciones y le pidió ser cuidadosa y citando sus palabras “no abusar de la nueva experiencia” advirtiéndole que tenia tiempo de sobra para disfrutar de la vida, Cam había reído mucho teniendo esta platica de mujeres con su madre que lo único que pidió es permanecer en la ignorancia, si así lo había dicho, que si ella y Nico llegaban a tener un encuentro sexual con ella en esta casa mas valía que ella permaneciera ignorante, sin percatarse de ello, porque por mas open mind que fuera no se consideraba capaz de saber que cerca su hija estaría haciendo eso, Cam lo entendió perfectamente, tampoco seria algo que ella pudiera hacer tan abiertamente.
Estando en su habitación ahora, y sabiendo que su mamá había tomado pastillas para dormir plácidamente pues estaba agotada con el viaje y demás, Cam se preparo para terminar algo que Nico y ella habían dejado a medias, diciéndose a si misma que solo era capaz porque tenia la certeza de que su mama caería como una piedra y no despertaría hasta muchas horas después, de otra manera no habría tenido el valor de hacerlo, se desvistió y no teniendo mucho de donde escoger ya que nunca antes había tenido la necesidad de usar algo sexy , se puso un camisón de seda rosada que su mamá le había regalo hace poco, era la primera vez que lo usaba, porque anteriormente no se había sentido cómoda usándolo pero era perfecto para esta noche, porque quería que Nico la viera bonita, mas que bonita, esperaba que le gustara, sintiéndose repentinamente tímida se armo de valor y cruzo el baño.
Al entrar en la habitación de Nico lo observo recostado sobre la cama, al parecer dormido, y en una de las mesitas de noche estaba una botella vacía, una botella que había contenido sangre, al notarlo Cam se sintió molesta, no solo por el hecho de que no le agradaba que la sangre de algún extraño lo sustentara sino también porque quizás ese no era mas que un indicativo de que después del reciente descubrimiento de que su sangre no solo le proporcionaba a Nico sustento, ciertamente placer, pero también habilidades, quizás el ya no deseaba volver a beber de ella, eso entristeció a Cam, se debatió allí parada en medio de la habitación si irse o quedarse, al fin y al cabo Nico no lo notaria pues obviamente estaba muy dormido, decidiéndose por la primera opción camino hacia al baño pero la voz de Nico no le permitió escapar –Cam porque te vas?- ella se giro a enfrentarlo y dijo –pensé que estabas dormido-
-lo estaba- respondió él –pero tu aroma me perturba hasta en mis sueños, ven- dijo palmeando el lado junto a él en la cama comiéndosela con la mirada –te ves preciosa- ella no pudo evitar ruborizarme aun cuando apenas se había sentido molesta segundos antes, pero cuando Nico la miraba de esa manera no era fácil ser razonable –si bueno mi mamá me lo regalo, pensé que te gustaría- dijo mientras se acercaba y se sentaba en la cama –siento como si no va conmigo pero al mismo tiempo es el tipo de cosas que quiero usar para ti- Nico incorporándose se sentó al lado de ella y se recargaron sobre la cabecera de la cama –te queda fantástico, me encanta, pero me encanta porque tu lo llevas puesto, me encanta mas lo que hay debajo- dijo Nico mientras acariciaba el brazo de Cam –puedo imaginar eso- dijo Cam riendo un poco –escuchaste la conversación con mi mamá-
-solo un poco me quede dormido, debe ser que anoche no dormimos mucho precisamente-
-si eso debe ser- dijo ella encontrándose con su mirada.
-pero por lo que escuche tu mamá tomo muy bien lo nuestro, al principio pensé que me echaría de la casa, no puedo negar que me sorprendió su reacción-
-suele pasar con las reacciones de mamá-
-Cam dijiste que tenías que explicarme lo que paso con Axel-
-si, así es-
Cam empezó a explicarle a Nico todo lo referente a lo que un beso puede provocarle.
-provoca que sientas los sentimientos de quien te besa como tuyos?- pregunto Nico quien no se había esperado algo como esto, y si Cam no lo quería en verdad? si solamente había sentido los sentimientos de él hacia ella como propios?
-si eso pasa excepto cuando estas enamorada que anula esa reacción, es diferente sientes la totalidad de los sentimientos de la otra persona pero como extranjeros, y créeme que a veces ni prestas atención a eso porque los tuyos propios son demasiado intensos, me pasa contigo, antes de ti evite besar a cualquier persona por temor, pero contigo no hubo lugar al temor, creo que me empecé a enamorar de ti desde el primer momento en que te vi, así que cuando me besaste no me apropie de tus sentimientos, con los míos tuve suficiente-
Escucharla decir eso lo tranquilizo infinitamente pero aun así quería asegurarse –entonces estas segura?-
-segura?-
-de que lo que sientes por mi es real, no solo un reflejo de mis sentimientos hacia ti?-
Ella se puso de rodillas sobre la cama acunando su rostro entre sus manos –si de algo estoy segura en esta vida es de cuan enamorada estoy de ti Nico, lo que siento por ti es lo más real y hermoso que he sentido en mi vida, así que nunca dudes de eso, entendido?-
-si, solo que saber todo esto me asusto un poco, pensar que quizás te dieras cuanto que en realidad no me quieres…- ella coloco un dedo sobre sus labios y dijo –te quiero-
-te quiero también- respondió él, después de unos segundos de mirarse el uno al otro disfrutando del intercambio de sentimientos, continuo –entonces se supone que Axel te beso a la fuerza, porque tu te negabas a aceptar un entrenamiento que consistía en besarlo para llegar a controlar esto que te puede pasar-
-si-
-y por eso aun cuando llorabas, por lo que pude ver, no tratabas de apartarlo?-
-si, es la primera vez que lo experimento y es horrible, una parte de mi no quería pero la otra que había tomado los sentimientos de él si lo hacía- agacho la mirada apenada, él la forzó a mirarlo negándose a aceptar que se sintiera apenada por algo que no estaba en su poder controlar.
-pero él se excedió Cam hizo mas que besarte-
-si lo se, me moleste con él por ello, porque cuando me negaba a aceptar lo que proponía el me decía que podía confiar en él, y después me besa a la fuerza y todavía se sobrepasa-
-bastardo- mascullo Nico.
-si, pero ya le hiciste pagar por ello Nico-
-creo que lo hice, lamento haberme comportado así, pero cuando vi sus manos sobre ti, sus labios sobre los tuyos enloquecí-
-lo se, no te juzgo, lo entiendo, no se que haría si fuera al revés- él se reconforto en sentir un poco de celos infundados en esa expresión, ya que el no tenia ojos para nadie mas.
Maniobrando la recostó sobre la cama, él un poco sobre ella y comenzó a besarla, Cam lo beso también deleitándose en esos labios que sabían hacerla sentir tan bien, entre besos y mientras Nico comenzó a acariciar su muslo dijo –todavía tenemos muchas cosas que hablar- estaba el asunto de la sangre, quería preguntarle si el seguiría bebiendo de ella, no sabia como reaccionaria si él dijera que no, pero aun así necesitaba saberlo, estaba también saber como reaccionaria él cuando le dijera que aceptaría el entrenamiento de besos con Axel, porque ahora que había experimentado lo que se sentía, no estaba dispuesta a ser vulnerable en ese aspecto, pero la lengua de Nico que se entrelazaba con la suya masajeándola de esa manera y su mano subiendo por debajo de su camisón acariciando el costado de su cadera no le permitía pensar más ni preocuparse más ya podrían mañana hablar, entonces él dijo haciendo ver como si estuvieran sincronizados –hablar, no quiero hablar, estoy mas interesado en hacer esto- entonces el siguió besándola y acariciando su vientre provocando que ella se estremeciera.
Fin del Capitulo

0 Mordisquitos:

Publicar un comentario