Menu Principal

7 dic. 2009

Capítulo 19 de Percances


Todo pareció detenerse a su alrededor incluso ella misma mientras los labios de Axel se movían lentamente sobre los suyos, cuando sus labios sorpresivamente habían encontrado los suyos ella pego un grito ahogado y después se quedo completamente paralizada, no correspondió el beso pero las sensaciones que se empezaron a cernir sobre ella, lo que Axel estaba sintiendo, fue lo que la paralizo, extrañamente esta vez la invasión de sentimientos era tan ligera que no la perturbo, pero lo que la perturbo y paralizo fue descubrir que Axel sentía mas de lo que seguramente estaría dispuesto a aceptar, pero ella no podía corresponder, podría estar enojada con Nico por sentirse traicionada pero eso no cambiaba lo que sentía, pero saber lo que Axel estaba sintiendo por ella, lo que sentía en este beso no correspondido y la ligera ola de sentimientos ajenos que se movían sobre ella la impulsaban a devolver el beso, pero no podía porque ser fiel a Nico pesaba mas, moviendo su cara alejo sus labios, beso su mejilla y luego enterró su cara en su cuello mientras lo abrazaba, era todo lo que podía darle.

Axel por su parte se recriminaba haberla besado, “Por lo menos no me golpeo” pensó, aunque debía deberse mas a su debilidad que a otra cosa, ella no correspondió en ningún momento el beso, y no le dijo nada por haberlo hecho, solo beso su mejilla y se acurruco en su cuello como una niña pequeña. “Que tiene ella que me hace comportarme tan estúpido” se dijo a si mismo.

Se quedaron así por algunos minutos, aunque él preferiría que lo dejara besarla no podía negar que estar así con ella se sentía bien.

El silencio que parecía alargarse indefinidamente fue cortado por ella cuando dijo –No debiste, sabes que no puedo…-

-¿Corresponderme?- la interrumpió Axel riéndose irónicamente.

-Si- murmuro Cam.

-Si lo se tienes novio, créeme ya estoy viendo venir los golpes-

Cam no pudo evitar reírse y dejando la comodidad de su cuello se irguió para mirarlo –le pediré que no te golpee esta vez-

-oh bueno eso estaría bien, no es que sea cobarde ni nada pero ese novio tuyo pega muy duro, no parece humano- dijo Axel riéndose.

Algo hay de eso pensó Cam pero en cambio dijo –podrías devolverme a la cama-

-Si claro, perdón- dijo Axel.

Estando en la cama y gracias al cielo cubierta por una sabana dijo –Axel creo que es mejor olvidar los besos de entrenamiento o como se pueda llamar a eso-

-¿Por qué te bese? Mira se que no debí lo acepto, solo fue un impulso prometo no volver a besarte fuera de los entrenamientos-

-no por eso-

-¿entonces?-

-por que no fue solo un impulso y lo sabes-

Axel la miro fijamente antes de decir –bueno puede que me gustes un poco pero se separar las cosas aunque no lo creas, los entrenamientos son una cosa y lo que pueda sentir otra-

-yo creo que…-

-ok, ok, dejemos el tema para cuando estés mejor, pero como leí en algún lado ‘es solo un beso, sólo tiene la importancia que tú quieras darle. Puede no significar nada...o puede significarlo todo’-

Axel empezó a salir de la habitación, estando ya en la puerta se dio vuelta repentinamente –una cosa- dijo –cuando llegue tu novio y tu estaban discutiendo, por lo que escuche se trata de una mujer, Milena así debe llamarse, ya que con la fiebre te la pasaste diciendo ese nombre, pero hay algo de lo que dijiste que no logro entender, dijiste que sabias que la convirtió, ¿de que hablas? no logro darle lógica a esas palabras-

Piensa, piensa, piensa, se decía Cam a si misma.

-Solo decía tonterías, estaba molesta, ya no recuerdo ni que quise decir- dijo Cam tratándose de ser convincente.

Axel la miro con los ojos entrecerrados –mientes lo se-

-¿Por qué piensas eso?-

-Nunca me has preguntado que habilidad poseo, pues bien algo que puedo hacer es saber cuando alguien esta mintiendo-

Cam se quedo muda, justo tenia que ser eso –es algo entre nosotros, solo eso-

Axel la observo unos instantes y después simplemente se fue.

Cam se sintió cansada y sin deseos de pensar en todo lo que estaba pasando, negándose a preguntarse a donde se había ido Nico, si esta bien les había dicho que se fueran ¿pero acaso no muchas veces las mujeres decimos algo aunque no queramos lo contrario?

Estando así recostada sobre la cama tratando de dormir no podía dejar de ver la cara de Nico cuando ella no lo había dejado hablar, él había dicho que tenia que explicarle pero sintiéndose como se sentía se había negado a escucharlo y ahora estaba sin dejar de ver su cara atormentada, esforzándose logro quedarse dormida.

Nico estaba llegando a la casa de Cam para tomar algo de ropa para ella, se sentía devastado como era posible que aquello que había hecho por Milena pudiera acabar con lo que ahora tenia con Cam, si tan solo ella le hubiera dejado hablar, tenia que escucharlo, tenia que entender que las cosas no eran como ella pensaba, él solo había…

Sus pensamientos fueron parados cuando estacionándose lo primero que vio fuera de la casa fue a Milena, toda exhibicionista como siempre, esperando en la puerta.

-¿Qué estas haciendo aquí?- pregunto Nico duramente cuando llego hasta donde ella estaba.

-Es así como me saludas- dijo ella mientras se acercaba y se lanzaba en sus brazos, posando su cara en el cuello de él olisqueándolo, Nico inmediatamente se aparto de ella y bruscamente dijo –Milena no estoy de animo para tus juegos, ¿que haces aquí?-

-te lo dije por teléfono nene necesito alimentarme-

-estas en el lugar equivocado para hacerlo-

-Nick no pienso alimentarme de ese amigo tuyo, sabes que solo lo hago de ti-

Nico rió y dijo –es tu problema no el mío Milena y no seas mentirosa ¿me vas a decir que en 6 meses no te has alimentado de ningún otro vampiro?- él volvió a reír siendo Milena la respuesta era no, obviamente se había alimentado de Nestor lo sabía bien.

-bueno no- dijo ella –tuve que hacerlo, tuve que alimentarme de Nestor algunas veces, pero sabes que detesto la sangre de cualquier otro vampiro que no seas tú solo lo hice por sobrevivencia sabes bien que la sangre humana no es suficiente para mi, pero ahora que volvemos a encontrarnos…-

-No, si necesitas beber regresa a España busca a Nestor y aliméntate, o búscate a otro es tu problema-

-Nene como puedes decir eso, estoy muy débil, esa niña me dejo así cuando me ataco, ¿como puedes divertirte con un monstruo como ese?-

-Cam no es ningún monstruo y no me estoy divirtiendo con ella, si te ataco como dices algo debiste haberle hecho, ella nunca lastimaría a nadie sin tener un motivo para hacerlo-

-Nick como puedes defenderla esa chica es un fenómeno, pero ahora que estoy aquí ya no te hará falta, bótala yo puedo hacerte sentir mejor que ella- dijo acercándose como una fiera rondando a su presa.

-Milena lo nuestro se acabo hace mucho tiempo deja de insistir- dijo Nico apartándose de ella y dispuesto a entrar en la casa.

-2 años Nick sin estar juntos y 6 meses sin que me alimentes no te parecen suficiente castigo-

Riendo irónicamente Nico se giro a hacerle frente –No es castigo Milena cuando vas a entenderlo, si hubiera sido un castigo hace 2 años cuando deje de estar contigo te hubiera dejado de alimentar también, pero estúpido de mi que me sentí comprometido a seguirlo haciendo dado que en parte era mi culpa que necesitaras hacerlo, pero me canse y aun así te conseguí a alguien dispuesto a alimentarte, así que vete, busca a Nestor y déjame en paz de una maldita vez-

-Nunca me vas a perdonar que matara a esa insignificante niña verdad-

-Perdonarte podría si mostraras arrepentimiento, pero no lo haces, perdonarme a mi mismo por haberte salvado aquella noche nunca-

-Nick sabes que te amo por salvarme-

-Y yo me odio por haberlo hecho, porque si no te hubiera salvado esa niña estaría viva, y todos los demás a los que has matado estarían vivos, ¡si tan solo no te hubiera dado mi sangre todos ellos estarían vivos!-

-Nicolás maldita sea deja de hacerte el santo, es nuestra naturaleza, matar es nuestra naturaleza y ni siquiera lo hice a propósito estaba sedienta se cruzaron en mi camino y no pude detenerme-

-¡Ni siquiera necesitas beber sangre humana Milena!-

-Es verdad pero me gusta, es deliciosa y no puedo resistirme cuando estoy sedienta, y ahora lo estoy, si no me alimentas no me culpes si bebo de algún humano hasta matarlo-

-Milena durante año y medio después de que mataste a esa niña, después de descubrir que no era la primera persona a la que matabas, de que había vivido dos años junto a ti engañado, creyéndote otra persona, termine contigo pero como prometiste que no lo harías otra vez, que lucharías contra tus instintos seguí alimentándote, saciándote hasta estar débil para que no tuvieras el impulso de volver a matar solo para 6 meses después descubrir que lo seguías haciendo, no me uses para justificar lo que haces, ya no Milena- Nico abrió la puerta entrando en la casa seguido de Milena.

-Vuelve conmigo, ayúdame a cambiar-

-Lo siento Milena, si quieres cambiar hazlo por ti misma, busca ayuda en el movimiento, únete a el, comparte nuestra visión de vampiros revolucionarios, de vampiros capaces de vivir de manera diferente, pero tu y yo no volveremos a estar juntos, yo no te amo, nunca lo hice, lo sabes bien, lo nuestro no era más que una atracción pasajera y mi afán de que fueras como nosotros, de enseñarte a vivir esta nueva vida pero todo se acabo, si quieres cambiar, si quieres unirte al movimiento como unos de los principales dirigentes te daré mi apoyo al igual que todos los demás lo harán-

-Pero yo no quiero tu apoyo como dirigente del movimiento, te quiero junto a mi, extraño tenerme en mi casa, te deseo, estos 2 años han sido lo peor sin ti-

-Milena estoy cansado de hablar de lo mismo, tengo prisa, si estas tan sedienta como para no soportar regresar a España ve a la sede del movimiento y habla con Augusto él conseguirá quien te alimente-

-Solo te quiero a ti, pero si tú no estás dispuesto lo acepto, la sangre de Alejandro debe saber deliciosa, eso será suficiente por ahora-

-No te atrevas a tocarlo, aléjate de él-

-¡estas celoso nene! pero si tu no te negarás no lo necesitaría-

-mierda Milena no estoy celoso, solo aléjate de él, no te atrevas a lastimarlo-

-¿te preocupas por él?-

-Lo hago- respondió Nico.

-¿como puedes hacerlo? ¿Como si él esta enamorado de esa niña insignificante con la que estas?-

Encontrándose con la mirada de Milena Nico respondió –aunque lo este no deseo que le suceda nada, Milena a diferencia de ti yo veo a cada humano como lo que son personas importantes, con un valor incalculable, que no merecen que nadie les quite la vida solo por alimentarse-

-Sabes que Nico ya me harte de tu filosofía barata, iré a la sede y buscare quien me alimente pero esto no se ha terminado, vas a volver conmigo así tenga que matar a esa insípida chiquilla, eso tenlo por seguro- y antes de que Nico pudiera decir cualquier cosa Milena ya había salido de la casa.

0 Mordisquitos:

Publicar un comentario