Menu Principal

30 dic. 2009

Ultimo capítulo de Percances en este Año!!!

Hola a todos!!! les dejo el último capítulo de este año, la historia no termina todavia falta!!!

Les deseo un Feliz Año y gracias por leer Percances aun vienen muchas cosas que espero les gusten!!!

Capítulo 23

Viajaron en coche poco mas de dos horas para llegar a su destino, durante el camino Nico le conto a Cam el sermón que Agusto le había dado antes de que fuera a recogerla, ella se rió con las cosas que su papá le había dicho a Nico, como que se hospedaran en cuartos separados, Cam no pudo evitar reírse ni su mamá le había dicho eso; también cantaron lo que iban escuchando lo que le trajo recuerdos a Cam de su cumpleaños cuando Nico le había cantado y ni decir de lo que había pasado después.

Cuando llegaron Cam se sorprendió al ver el hotel en que se hospedarían, era 5 estrellas, no se hubiera esperado un hotel tan lujoso, pero lo mejor era el mar tan hermoso, se moría por meterse a la playa y pasear por la arena, pero primero tenían que registrarse e ir a su habitación.

Cuando por fin estuvieron en su habitación, que resulto ser enorme y tener jacuzzi y vista al mar, se instalaron y se iban a poner sus trajes de baño para disfrutar del poco tiempo de sol que quedaba pero sus intenciones se fueron por la borda cuando estando Cam recostada en la cama tomando un descanso Nico se unió a ella y se quedaron así acostados y abrazados, luego Nico busco sus labios y toda intención de salir de la habitación se desvaneció.

Comenzaron a besarse y al principio solo hicieron eso, pero conforme más se besaban el deseo incrementaba, tenían dos semanas sin ir más allá de besos y mínimas caricias y ese tiempo sin estar juntos comenzaba a cobrar la factura.

Nico ahora estaba sobre ella besando su cuello, excitándose con sus peculiares gemidos mientras una de sus manos se infiltraba por debajo de su blusa acariciando su vientre mientras que la otra acaricia su muslo, ella tenia su pierna sobre él lo que le daba acceso a acariciar un poco su trasero.

Ella besaba su oreja haciéndolo estremecer y acariciaba su trasero y su espalda por debajo de la camisa, Nico ahueco uno de sus pechos ansioso por tocarlos, dos semanas sin hacerlo era demasiado tiempo, pero la ropa era un impedimento, él quería tenerla desnuda bajo él, tocar todo su cuerpo, saborearlo por completo.

Él dejo de besarla y se quito su propia camisa después desabotono la blusa de ella y se la quito, arrojando las dos lejos, viendo sus pechos así solo con el sujetador se inclino y beso la parte superior de ellos que el sujetador no cubría, ella gimió en respuesta así que Nico no tardo en meter sus manos bajo su espalda y desabrocharlo para echarlo fuera, una vez sus pechos desnudos frente a él se inclino tomando uno en su boca, jugando el pezón con su lengua, mordiscándola, saboreándolo mientras que su otra mano no dejaba desamparado a su otro pecho, estaba completamente excitado, su miembro completamente erecto no podía mentir y Cam lo sentía duro presionando su muslo, deseaba tenerlo dentro, mientras Nico seguía besando sus pechos y acariciándolos ella llevo sus manos a su cinturón desabrochando así como los pantalones logrando quitarlos del camino, el acariciaba sus pechos con sus manos pero su boca busco la de ella envolviéndose en una beso tan profundo y apasionado que los dejaba sin aliento, ella metió sus manos bajo sus bóxers acariciando su trasero y después llevando su mano hacia su miembro al cual acaricio y cuando lo hizo Nico jadeo, le encantaba oírlo hacer esos sonidos así que lo tomo en su mano y lo acaricio más, sintió a Nico estremecerse y susurrar entre jadeos –oh Cam me estas matando oh-

Ella bajo su bóxers y él se los quito, en la mente de Cam se empezaron a formar muchas ideas, por un instante se pregunto que se sentiría besarlo allí, pero él solo pensarlo la hizo sonrojarse y ponerse tan nerviosa que se quedo quieta.

-¿Qué pasa?- pregunto Nico jadeante.

-Na...da- respondió, ella nunca había pensado hacer algo así, ¿porque ahora quería hacerlo? ella ni siquiera sabia como.

-Mmmhh estás segura- dijo Nico mientras la besaba deteniéndose para mirarla mientras acariciaba su cabello –estas toda roja y estas temblando-

Evitando mirarlo dijo –Nico yo solo me preguntaba si te gustaría que yo te besara allí- enfatizo tocando la parte referida.

Nico se quedo paralizado, no tenia ni idea de que contestar, solo pensarlo le hervía la sangre, pero él no podía pedírselo.

-Cam yo bueno claro que me gustaría, pero no puedo pedirte eso…-

-no se como se hace- dijo ella mirándolo a los ojos –quiero hacerlo no porque me lo pidas solo porque me gustaría pero tengo miedo de hacerlo mal-

-mi amor tu puedes hacerme lo que quieras y créeme cuando te digo que me va a encantar pero no tienes que hacer eso ahora, cuando te sientas lista puedes besarme- dijo riendo ante la ultima palabra ya que no era un beso exactamente de lo que hablaban –cuando te sientas lista ok, ahora podemos continuar- dijo besando su oreja.

-aja - dijo ella empezando a acariciarlo de nuevo.

Pronto estuvieron envueltos en caricias y besos hasta que no pudieron esperar más se necesitaban, necesitaban saciar todo el deseo contenido, Nico entro poco a poco en su cuerpo tan extasiado de estar haciéndolo que una fuerte ola de placer estremeció todo su cuerpo, Cam también estaba en el paraíso deleitándose en todas las sensaciones que invadían su cuerpo, ¿acaso había algo mejor que hacer el amor con Nico? dudaba que lo hubiera.

Las embestidas la hacían gemir en extremo, su cuerpo ardía de pasión y se estremecía en todas las deliciosas caricias que Nico propinaba a su cuerpo y él con cada una de ellas se sentía llegar a un inmenso placer, con el deseo ardiendo por todo su ser y sin siquiera pensarlo dos veces inclino su cabeza hasta ahuecarla en el cuello de Cam sus incisivos ya estaban extendidos desde antes, anhelaba beber su sangre mientras estaba dentro de ella, quería liberarse y alimentarse al mismo tiempo, una ola de deseo lo estremeció y un fuerte jadeo se le escapo de los labios, casi un gruñido, el puro sonido erótico de ello hizo responder a Cam, quien tan excitaba rodo sobre el cuerpo de Nico quedando encima, Nico la dejo hacerlo cuidando no salirse de su cuerpo, si ella quería arriba, arriba sería, juntos establecieron el ritmo de sus caderas, ella se sentó y disfruto ardientemente de una mayor penetración mientras Nico disfrutaba de sus pechos, acariciándolos haciéndola gemir de esa manera que lo excitaba tanto, cuando sentía que estaba por llegar y estaba seguro que Cam estaba igual, poco a poco se sentó junto a ella, Cam pareció sorprendida pero una vez que estuvieron acomodados se besaron y dejaron que el frenesí de placer los inundara por completo, esta posición para Cam era completamente nueva, al principio cuando noto que Nico se incorporaba se sorprendió pero sus cuerpos se amoldaron y con ello las sensaciones incrementaron, los dos jadeantes besaban y acariciaban mutuamente sus cuerpos mientras el vaivén de sus caderas los subía a la cima del placer, Nico tomo uno de sus pechos lamiéndolo y tomando entre sus dientes su pezón tan duro por la excitación que lo fascino, sin ningún temor fue desde la punta de su pezón erecto raspando ligeramente con sus dientes y sus incisivos extendidos tan lentamente que Cam se contoneo encima de el completamente inundada en placer, su respiración acelerada y sus gemidos tan fuertes daban muestra de lo que estaba sintiendo, así fue raspando hasta llenar su boca son su seno culminando con su lengua acariciando sus pezón, el cuerpo de Cam se estremecía y temblaba sintiendo que no podía resistir más, eso que había hecho Nico la volvió loca y el sentir sus incisivos la excitaba tanto que no podía resistir, quería que la mordiera, se moría por que la mordiera y ella sabía que él también se debería estar muriendo por hacerlo, lo había sabido desde momentos antes cuando ahueco su cabeza en su cuello, pero aun no lo hacía y Cam lo deseaba tanto que si no lo hacía pronto tendría que pedirle desesperadamente que lo hiciera.

Nico ya no podía más, dejo el pecho de Cam y subió lamiendo con la punta de su lengua hasta la curva de su cuello, lamiendo su silueta, la sangre le estaba hirviendo no podía contenerse ni un segundo más.

-No puedo más, oh Cam mi amor no puedo resistir más- dijo entre jadeos y en cuanto termino de hablar y notando que Cam acercaba su cuello mientras acariciaba su espalda hasta llegar a su cabello donde enredo sus dedos la mordió, pincho con sus incisivos y empezó a succionar, su cuerpo empezó a temblar, tanto que quería gritar y al parecer no era el único pues Cam también temblaba y se estremecía y emitía suaves gritos tan eróticos para él que junto a su sangre en su boca y las tersas y húmedas paredes que lo acogían lo estaban haciendo enloquecer, los espasmos en el centro de Cam eran tan deliciosos succionando su miembro de tal manera que el orgasmo estaba llegando tan potente y placentero como nunca antes había tenido, incremento el ritmo de sus embestidas, iba a llegar pero no lo iba a ser solo, este increíble orgasmo lo iban a compartir ambos de eso estaba seguro.

La succión en su cuello se sentía tan bien, las mordidas de Nico eran incomparables, las sensaciones que la invadían cuando su sangre fluía para él eran completamente indescriptibles, eso aunado a el placer que ondeaba por su ser por la manera en que hacían el amor lo intensificaba mucho mas, lo hacia mas delicioso, mas increíble, mas indescriptible, y si fuera por ella y tuviera la resistencia nunca pararía, viviría así con Nico bebiendo en su cuello y enterrado profundamente en su cuerpo, sus cuerpos desnudos completamente unidos más allá de lo físico con los lazos invisibles de ese amor que había nacido en los dos, él embistió con mas potencia y mas rápido y Cam supo que estaba llegando y no basto ni un minuto para que viniera, ese orgasmo que cayo sobre ella, y sobre Nico también de eso no había duda, como una gigantesca ola que los poseyó tan ardientemente que Cam grito, oh si no le importaba si alguien la escuchaba, al diablo los demás, no se iba a reprimir, necesitaba liberarse y no solamente con la unión de sus cuerpos, todo lo que sentía se vertió en sus gritos de placer, era tan potente que su cuerpo temblaba incontrolablemente y su centro se libero en esa humedad que se mezclo con el semen que Nico libero, la sensación en la unión de sus cuerpos era caliente y se sentía tan bien, él termino de succionar y lamiendo las incisiones gruño de placer y apasionadamente tomo sus labios y con sus manos su cabeza entrelazando sus dedos en su cabello, la beso tan ardientemente que aunque ella pensó que ya habían terminado de hacer el amor Nico le mostro que aún no, él culmino haciéndole el amor en su boca, con solo sus labios, su lengua y todas las palabras de amor que susurro.

No había sensación mejor que llegar a ese punto de tanto amor y placer junto al único hombre que alguna vez amaría, y por eso no cabía duda en su corazón y razón, Cam quería ser como Nico, quería que él la convirtiera y lo quería ahora.

Había una manera de siempre estar juntos y ella la aprovecharía.

0 Mordisquitos:

Publicar un comentario