Menu Principal

8 feb. 2010

Capítulo 27 de Percances


Cam bajo del taxi pidiendo al taxista que esperara para poder pagarle, cuando estuvo frente a la puerta dudo en tocar pero al final lo hizo, después de todo el taxista estaba esperando.
Cuando Axel abrió la puerta la vio completamente sorprendido, sus ojos se abrieron como platos y Cam sintió como si estuviera desnuda y él estuviera observándola detalladamente y conforme los segundos pasaban y su observación era más meticulosa Cam se sintió muy extraña, un cosquilleo demasiado raro dentro de su cabeza, ninguno de los dos dijo nada pero eso no impidió que Cam notara la expresión de Axel fluctuar de sorpresa a algo que si Cam no se equivocaba era pura ira, antes de que ella pudiera decidirse a hablar y pedirle que pagara el taxi él la tomo del brazo y sin decir nada la metió dentro de la casa, cabe destacar que de manera muy agresiva, dejándola tambaleándose tras soltarla, después salió de la casa y Cam observo como pagaba el taxi y regresaba, ¿Cómo había sabido que tenia que hacerlo? Cam no tenia idea quizá solo lo había deducido, pero algo dentro de ella le decía que algo raro estaba pasando, la manera en que Axel la jaloneo para meterla en la casa no era algo que hubiera visto antes en él y la notable ira en sus acciones sin duda también era algo en que pensar, y si había duda de algo la manera en que Axel azoto la puerta al entrar y luego tomar a Cam por los hombros y arrinconarla sobre la pared las habían despejado.
-¡Maldita sea!- grito al tiempo de dar un puñetazo contra la pared al lado de la cabeza de Cam, lo que la hizo estremecerse. -Sabía que algo estaba mal con tu estúpido novio, lo supe desde que lo conocí pero ni en mil años me hubiera imaginado esto, y mucho menos que tú estuvieras con esa abominación- siguió gritando Axel.
-¿Queee quee dices?- tartamudeo Cam sin entender nada de lo que estaba pasando.
-Un vampiro, tu novio es un maldito vampiro- dijo Axel y si eso no fue suficiente para dejar impactada a Cam que la golpeara contra la pared lo hizo, el dolor en su cabeza tras el golpe de esta contra la pared activo sus defensas y comenzó a golpear a Axel tratando de apartarse de él, pero no lo consiguió y que él lo volviera hacer hizo a Cam sentir temor y mas dolor.
-¿Eres estúpida? ¿En que diablos estás pensando? ¿Novia de un vampiro? Dispuesta a convertirte en uno, ¡Estas loca!- dijo Axel mientras la volvía a golpear contra la pared.
Cam se había enfrentado a muchos peligros en los últimos tiempos pero lo que estaba sucediendo ahora la sorprendió tanto, le dolió tanto y no por el dolor físico solamente sino porque Axel la estuviera tratando de esa manera, golpeándola contra la pared en su furia y diciendo todas esas cosas que eran totalmente ciertas, la duda era ¿Cómo diablos sabía esa cosas?
-¡Me estas lastimando!- lloriqueo Cam – ¡Suéltame!-
Axel se quedo paralizado y tras unos segundos la soltó.
-Lo siento, lo siento, saber todo eso me ha desquiciado- dijo él. -¿Estás bien?- pregunto a notar a Cam sobando su nuca.
-Me golpeaste- sollozo, no quería llorar, no quería mostrarse débil pero con todo lo que había pasado no tenía fuerzas ni ganas de hacerse la dura, tras descubrir lo de sus papás había venido aquí para poder pensar pero se había encontrado con un Axel trastornado que sabiendo todas esas cosas que no tenía por que saber la había golpeado, Cam se dejo resbalar hasta quedar sentada en el suelo entonces puso su cabeza sobre sus rodillas y siguió llorando.
Axel la observo y quiso golpearse a si mismo por haberla golpeado, ¿Cómo fue capaz de hacerlo? Era un estúpido, se maldijo a si mismo por lastimarla, él nunca hubiera querido hacerlo pero cuando la vio frente a su puerta la frecuencia de sus ondas cerebrales inmediatamente lo atrajo, él nunca antes había leído sus pensamientos, siempre lo había evitado pero esta noche al verla frente a él totalmente perturbada lo hizo y maldito fuera por todo lo que había descubierto, Nicolás era un vampiro y eso ponía en claro todas las rarezas que había notado en aquella pelea que tuvieron y lo peor de todo no era eso ni siquiera que Cam fuera su novia, lo peor de todo era que ella quería que él la convirtiera ¿Acaso estaba loca? ¿Cómo podía estar pensando en dejar que ese tipo la convirtiera?
Ahora también estaba claro porque la insistencia de las preguntas de Cam cuando le había dicho que no debía donar sangre puesto que en su sangre iba la esencia de su poder, ella había dejado que la mordiera. Axel ardía en furia, él la quería, nunca había sentido algo así por ninguna otra mujer, de hecho nunca se imagino enamorado de nadie pero entonces la había conocido y sin proponérselo había pasado, él sabía que ella no lo quería y se había hecho a la idea de que nunca le correspondería pero sabiendo que su novio era un vil vampiro no permitiría que ella cometiera el error de dejarse convertir, quizás ella nunca podría corresponder sus sentimiento pero aun así él no la dejaría cometer un error de tal magnitud.
Se arrodillo frente a ella y tomo su rostro entre sus manos, Cam tenía los ojos y la nariz enrojecidos por llorar, limpio sus lágrimas y obligándola a que lo mirara a los ojos dijo –Perdóname, por favor perdóname, no quería lastimarte, soy un estúpido y sin duda ya lo tienes claro-
Cam asintió y sorbió su nariz, bueno pensó Axel por lo menos en algo estamos de acuerdo.
-Esta noche cuando abrí la puerta y te vi tus ondas cerebrales me llamaron la atención- dijo Axel y ella frunció el ceño sin entender, él siguió para aclarar sus dudas –todas mis habilidades están relacionadas con el cerebro, tu ya has sentido como puedo hablar dentro de tu cabeza- Cam asintió aunque no hubiera sido una pregunta –esa no es mi única habilidad, puedo leer los pensamientos entre otras cosas- termino de decir él-
-¿qué?- pregunto Cam sorprendida –Todo este tiempo has estado leyendo mis pensamientos y hasta ahora me lo dices- dijo ella apartando sus manos de su cara.
-¡No!- grito Axel –hace unos minutos lo hice por primera vez, la frecuencia de tus ondas cerebrales fue como un imán, no sabía que vendrías y mucho menos tan perturbada no tuve tiempo de bloquearme-
-¿Qué es lo que viste?- pregunto angustiada.
-No vi- aclaro él –mi capacidad no es como la tuya que ves imágenes en la mente de otras personas, en mi caso es difícil de explicar, a veces son sonidos, escucho los pensamientos otras veces solo los percibo-
-¿Que oíste o percibiste?- pregunto ella.
Él exhalo y dijo –Fueron muchas cosas, estabas muy perturbada pensando en muchas cosas; se que tu novio es un vampiro, se que quieres ser uno, supe que tenia que pagar el taxi, que tuviste algún problema con tus padres y por eso viniste aquí…- Axel frunció el ceño y dijo –ahora que estoy más tranquilo y pienso las cosas, padres, plural- él la miro inquisitivo.
Cam se encogió de hombros y finalmente explico –Hace poco conocí a mi papá-
Él alzo las cejas esperando que le dijera más.
-Bueno me consuela saber que no lo sabes todo- dijo ella.
-Cuando supe que tu novio era un vampiro y que tú querías convertirte en uno no puse mucha atención en lo demás- dijo Axel.
-¿Por eso… me golpeaste?- pregunto ella.
Él agacho la mirada –Sí, saber eso me puso como loco, yo no quería lastimarte te aseguro que no quería- entonces levanto la mirada para encontrarse con la de ella –Perdóname por lo que te hice pero como puedes siquiera pensar en convertirte en eso-
-Axel…- empezó a decir ella pero él la detuvo.
-No espera escúchame primero, no entiendo como puedes estar con un vampiro- escupió la ultima palabra como si le provocara asco –como puedes querer convertirte en uno, no lo entiendo Camille, no lo entiendo, ¿Has dejado que te muerda?- estaba seguro que si pero quería su respuesta.
-Si- contesto ella.
Axel sintió que la sangre le hervía -¿Cómo fuiste capaz?- pregunto él como si fuera algo repugnante.
-No eres quien para cuestionarme- expreso Cam indignada.
-Soy tu tutor- dijo él.
-Oh y ¿eso te da derecho a meterte en mi vida?- pregunto ella –porque yo no lo creo-
-Tu abuela me pidió cuidarte, ¿que pensaría ella de esto?-
Bueno no creo que estuviera en desacuerdo ya que teniendo un hijo vampiro sería algo ilógico, pero obviamente no le dijo eso a Axel en su lugar le dijo –Mi abuela te pidió enseñarme pero eso no te da ningún derecho sobre mi, mis decisiones son mías y de nadie más, si yo quiero convertirme en un vampiro lo que tu digas no lo cambiara-
Axel resoplo –Eres una niña que no mide las consecuencias de sus decisiones-
Esas palabras molestaron a Cam, ¡ella no era ninguna niña! –Pues deja que esta niña se las arregle sola con las consecuencias que vengan-
-Cam- dijo él suavemente – ¿Lo has pensado bien?- ella asintió –si lo haces vas a permanecer siempre así-
-no le veo el problema- dijo ella –joven y bella- se encogió de hombros.
Axel no pudo evitar sonreír ante la modestia de sus palabras. –Si pero nunca sabrás lo que es envejecer, ir cambiando en cada etapa de la vida, terminar tu carrera, trabajar, viajar, casarte, formar un familia tener hijos, tener nietos-
Ella pensó un momento lo que él le dijo. –Puedo hacer todo eso excepto envejecer-
Axel resoplo de nuevo. –Cam es cierto pero tu vida tendrá que ser nómada no podrás permanecer en un solo lugar por mucho tiempo porque los humanos notarían que no envejeces, no podrías tener raíces en ningún lugar, ni mantener un trabajo. ¿Quieres tener hijos? ¿Los vampiros pueden tener hijos?-
-Si y si- respondió ella, pensando en todo lo que él le estaba diciendo.
-Ok y ¿que va a pasar cuando tus propios hijos crezcan y sean mayores físicamente que tú? ¿Cómo crees que se van a sentir? ¿Esa es la vida que quieres darles? ¿Siempre mudándose? y ¿Cómo vas a explicar tener un hijo de 8 años y tu viéndote de 18? Y cuando tus hijos tengan hijos vas a ser una abuela de 18 años, ¿Los hijos de vampiros nacen vampiros? Lo lógico sería que sí pero entonces ¿hasta que edad dejan de envejecer? ¿Qué vas a hacer con tus papás? ¿Decírselos? y…-
Cam lo cortó con un movimiento de su mano –ya no más por favor- dijo cubriéndose la cara con sus manos y luego masajeándose las sienes, todo esto le había provocado un horrible dolor de cabeza, ella ni siquiera había meditado en todas esas cosas, lloro de frustración y por primera vez desde que considero convertirse las dudas empezaron a acecharla.
¿Realmente quería ser un vampiro? ¿Estaba dispuesta a vivir de esa manera?
Antes de enamorarse de Nico siempre había imaginado su futuro, se había imaginado como mamá y si como abuela pero si se convertía jamás lo sería de la manera normal, su vida ya no seguiría el curso natural de la vida, se quedaría estancada en los 18 para siempre, antes de saber que Nico era un vampiro llego a imaginarse junto a él en el curso de la vida, envejeciendo juntos, pero cuando supo la verdad no volvió a hacerlo porque en su lugar solo pensaba en convertirse para estar con él siempre y nunca había analizado las cosas como Axel acababa de planteárselas.
Ella ya no estaba segura de lo que quería.
¿Es suficiente el amor que siento por Nico para renunciar a mi vida? Se pregunto a si misma sin saber en este momento la respuesta a esa pregunta.
Axel la abrazo y cuando ella no se opuso dejo que llorara en su hombro, estuvo tentado a leer sus pensamientos pero no lo hizo, tenia que respetar su intimidad, él ya había hecho lo que estaba en sus manos mostrándole el panorama real de las cosas que estando ella enamorada no era capaz de ver, lo demás, la decisión final aunque le doliera solo le correspondía a ella.
Y él esperaba que se diera cuenta que el amor por un vampiro no era suficiente para renunciar a todo, la vida era demasiado bella en su curso natural y mira que lo decía alguien que era demasiado estúpido como para haberse dado cuenta de ello antes de conocerla a ella.

0 Mordisquitos:

Publicar un comentario